Los peligros de recibir un “golpe de calor”

Publicado el 21 de Enero, 2022
golpe-de-calor

Las altas temperaturas pueden ser perjudiciales para la salud si no se toman las precauciones necesarias. ¿Conoces cuáles son? La Dra. Karem Muena, médico jefe del Servicio de Urgencia de Clínica Vespucio, te lo cuenta en este artículo.

Conocido también como shock de calor, se trata de una circunstancia clínica en la que una persona se expone a la hipertermia, ya sea por la temperatura ambiental o por realizar ejercicio físico en ambientes calurosos. 

“Durante un golpe de calor ocurre una desregulación del sistema termorregulador y la temperatura de la persona comienza a elevarse por sobre los 40 grados Celsius, acompañada de deshidratación severa y falta de sudor. También puede provocar cefalea, náuseas, vómitos, compromiso de conciencia, convulsiones e, incluso, la persona afectada podría llegar a fallecer”, explica la urgencióloga.

Los individuos más propensos a sufrir esta afección son los niños y niñas, adultos mayores, pacientes con obesidad, sobrepeso y algunas personas con patologías crónicas. Para evitarlo, la Dra. Muena recomienda:

  • No exponerse a altas temperaturas ambientales (siempre buscar la sombra).
  • Mantenerse bien hidratado.
  • Evitar el uso de ropa oscura en verano.
  • No practicar ejercicio en los horarios de mayor calor (de 12:00 a 18:00 horas).

¿Qué hacer frente a un golpe de calor?

Lo primero es bajar la temperatura corporal con toallas húmedas y frías. “Si la persona está consciente, debe tomar agua y ser trasladada inmediatamente a un centro de urgencia, donde le administrarán medicamentos para disminuir la temperatura corporal, hidratarla y también evitar el dolor que conlleva el golpe de calor”, asegura la médico jefe del Servicio de Urgencia de Clínica Vespucio.

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*
*
*
*