Ortodoncia: la herramienta para una sonrisa sana y perfecta

Publicado el 30 de Octubre, 2019
Qué es la ortodoncia-sonrisa-dientes-frenillos-brackets

A diferencia de lo que comúnmente se piensa, la ortodoncia no solo se emplea con el objetivo de enderezar los dientes con un fin estético, sino que, además, cumple un rol importantísimo en el tratamiento de problemas mandibulares y faciales.

La ortodoncia es un área de la odontología que se dedica a corregir las malformaciones dentales o irregularidades en la posición de los dientes.

Además de eso, y como indica la Dra. Nadia Prieto, ortodoncista y odontopediatra de Clínica Vespucio, “la ortodoncia no solo sirve para instalar frenillos y hacer que los dientes se vean más bonitos, sino que tiene otras finalidades, como redirigir el crecimiento de los huesos maxilares en los niños cuando tienen mandíbula muy prominente hacia afuera o presentan problemas de mordida. Y para su tratamiento, se pueden usar sistemas distintos a los brackets o frenillos, como aparatos funcionales, máscara de tracción frontal y otro tipo aparatología, los que ayudan al crecimiento de aquellos huesos a los que les falta desarrollo, permitiendo que el paciente pueda volver a tener una mordida normal”.

¿Quiénes necesitan ortodoncia?

Esta especialidad está recomendada para todo tipo de pacientes: niños, adolescentes, adultos e, incluso, adultos mayores.

“Lo ideal es comenzar los controles a los 3 años para ir viendo el desarrollo dental e interceptar alguna malformación con el propósito de corregirla en una etapa adecuada”, indica la profesional.

La ortodoncia se emplea para detectar y corregir:

  • Separaciones dentales.
  • Problemas de mordida.
  • Enfermedad periodontal y caries por apiñamiento dental.
  • Problemas de mandíbula.

Según cuenta la Dra. Prieto, “hay adultos que, para realizarse un implante dental, necesitan hacer espacio entre las piezas, por lo que se recomienda la intervención previa de la ortodoncia para corregir esto y, posteriormente, someter al paciente a rehabilitación e implante”.

¿Qué tipo de bracket elegir?

Como se mencionó anteriormente, una de las finalidades de la ortodoncia es corregir irregularidades en la posición de los dientes, siendo los aparatos conocidos como brackets o frenillos, los indicados para lograrlo.  Estos funcionan ejerciendo una suave presión en las piezas y huesos, lo que permite que se vayan acomodando en la posición adecuada para el paciente.

Hoy existe una amplia variedad de aparatos que cumplen con una función médica y también estética:

Brackets metálicos: “son los aparatos más usados y muy requeridos por los adolescentes, ya que dan la posibilidad de usar ligaduras de colores que se van cambiando mes a mes y eso los motiva bastante”, indica la odontopediatra.

Brackets cerámicos o de porcelana: cumplen exactamente la misma función del metálico tradicional, pero son más estéticos en su diseño por el material parecido a la porcelana. Tienen un color marfil que los hace prácticamente invisibles en los dientes del paciente.

Brackets de zafiro: son aparatos completamente estéticos. Están hechos de cristal de zafiro transparente y se adaptan al color del diente.

Brackets de técnica lingual: según comenta la ortodoncista, “estos brackets ofrecen la solución más estética, ya que se instalan por detrás del diente, siendo totalmente invisibles”.

Invisalign: “se trata de la última técnica que estamos empleando y consiste en plaquitas o férulas transparentes removibles que se van cambiando cada cierto tiempo. Cumplen la función de corregir la posición de los dientes y se crean mediante la simulación 3D para replicar la versión exacta de la boca del paciente”, concluye la especialista.

Médico: Nadia Prieto Hurtado
Especialidad: Odontología

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*
*
*
*