Abdominoplastía: ¿qué es y para qué pacientes está indicada?

Publicado el 19 de Noviembre, 2019
Qué es la abdominoplastia-Quién es candidato

Esta técnica quirúrgica, en la actualidad, es muy requerida por personas que han tenido pérdidas importantes de peso luego de someterse a una cirugía bariátrica y necesitan mejorar aspectos estéticos y corporales.

La abdominoplastía es una técnica quirúrgica que tiene por objetivo reconstruir la pared abdominal y corregir problemas estéticos y funcionales ocasionados por la flacidez cutánea, la que es generada, a su vez, por diversas causas, como embarazos, bajas de peso importantes o sedentarismo.

La Dra. Estefania Enriquez, cirujano plástico, estético y reconstructivo de Clínica Vespucio, explica que esta intervención “consiste en una resección del excedente de piel y grasa, unión de los músculos y, en algunos casos, lipoaspiración del contorno abdominal para dar una silueta al paciente”.

Tipos de abdominoplastía

  • Miniabdominoplastía: indicada para pacientes con poco exceso de piel y tejido graso.
  • Abdominoplastía: recomendada para casos con mayor exceso de piel, pero no así de tejido graso. Frecuentemente, se realiza en pacientes con antecedentes de varios partos o cesáreas, o en aquellos que han tenido una importante baja de peso.
  • Abdominoplastía + lipoescultura del contorno abdominal: cirugía equivalente a una abdominoplastía pero, además, se asocia al modelaje del contorno abdominal.
  • Abdominoplastía en “flor de lis” o en ancla: se indica para casos de flacidez severa de pared abdominal, secundaria a la cirugía de obesidad mórbida con gran pérdida de peso. Su cicatriz es más amplia -de ahí su nombre-, pero es la única opción para un estiramiento completo de la pared abdominal.
  • Abdominoplastía circunferencial: implica una remodelación completa del contorno corporal del tronco. Es recomendada para casos muy seleccionados de flacidez severa y cuando los procedimientos anteriores no son suficientes para corregir las alteraciones anatómicas producidas.

“Todas estas cirugías están indicadas según el grado de flacidez y laxitud de la piel, y van desde una simple corrección estética hasta extensas cirugías de reparación en pacientes que, por ejemplo, se han sometido a un tratamiento bariátrico por obesidad mórbida y cuyos resultados en la pérdida de peso han dejado secuelas extraordinarias que es necesario reparar. Es muy relevante, además, el tema emocional que acompleja a muchos de estos pacientes y no les permite tener una buena calidad de vida”, asevera la médico cirujano.

¿Para qué tipo de pacientes se indica?

  • Pacientes que deseen corregir, por ejemplo, la secuela estética de una cesárea.
  • Pacientes que, teniendo un grado de obesidad moderado, al bajar de peso perdieron la laxitud de su piel, generando un abdomen de delantal.
  • Indiscutiblemente para pacientes obesos sometidos a cirugías bariátricas que perdieron enormes volúmenes de peso, quedando con secuelas funcionales y estéticas muy severas.

Beneficios

Lo que se logra con este procedimiento es un contorno abdominal armónico, debido a que no sólo remueve los excesos de laxitud cutánea, sino que genera una plicatura de los músculos abdominales, dejando un contorno renovado y estilizado en el paciente.

¿Para quiénes no se recomienda?

Según indica la Dra. Enríquez, “pacientes con patología médica descompensada, con obesidad y con IMC mayor a 28 no debiesen operarse”.

Otra causa relevante para descartar a un paciente es la obesidad moderada o severa.

Las personas que se sometan a esta intervención deben ya haber bajado de peso y ojalá estar con peso normal para no aumentar el riesgo quirúrgico.

Contraindicaciones

  • Evitar el tabaco, debido a que este puede intervenir en la cicatrización.
  • No ingerir medicamentos que puedan afectar los factores de coagulación, al menos 10 días antes de la intervención.
  • Detectar previamente hernias u otros problemas que puedan afectar el procedimiento.

Cuidados post operatorios

“Esta cirugía debe ser bien acompañada por un equipo multidisciplinario, que incluye médicos, enfermera, kinesiólogo y esteticista, todo esto con el fin de evitar complicaciones, como infecciones o que se produzca fibrosis. Esto último se previene, justamente, con masajes kinésicos y estéticos”, comenta la cirujano.

  • Reposo relativo por 2 semana más.
  • Se indicará el uso de un modelador o faja, para que la piel se adapte a su nuevo cuerpo.
  • Suspender la actividad deportiva, hasta que el especialista indique lo contrario.
  • Para evitar que el o la paciente tenga dolor luego de la intervención, el médico prescribirá: analgésicos y antiinflamatorios.
  • Tratamiento con kinesiólogos para desinflamar la zona operada y mejorar los resultados, que es fundamental.
Médico: Dra. Estefanía Enríquez Chiang
Especialidad: Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*
*
*
*