Lactancia materna: Mitos y verdades sobre el amamantamiento

Publicado el 13 de Agosto, 2021
Lactancia materna – amamantar un bebé – mitos y realidades

En la siguiente entrevista, Catherine González, matrona especialista en lactancia, responde las principales dudas con respecto a este proceso fundamental para el buen desarrollo de los niños y niñas.

La lactancia materna es la forma de alimentación que contribuye con mayor efectividad al desarrollo físico y mental de un niño, proporcionándole nutrientes en calidad y cantidad apropiada para él. Catherine González, matrona de Clínica Vespucio y especialista en lactancia, nos explica por qué es tan importante la leche materna en el desarrollo del lactante.

“Ninguna leche materna es igual a otra, es decir, es un alimento que está biológicamente compuesto para un menor en particular, por lo que su ingesta es un proceso de absorción de nutrientes que hará que el recién nacido tenga más probabilidades de estar saludable”, dice la especialista.


Y agrega: “Además, junto con el apego y la protección que este conlleva, otro beneficio de la leche materna es que gracias a su consumo se libera una mayor cantidad de enzimas que favorecen al sistema neurológico”.

¿La leche materna se pone “mala” con el paso del tiempo?

Uno de los grandes mitos que existe en torno a la lactancia materna es que la leche va perdiendo su calidad nutricional.

Lo que ocurre es que, a medida que el niño crece, esta va cambiando su composición, disminuyendo la concentración de carbohidratos, pero aumentando significativamente los lípidos, por lo que es mucho más calórica.

La Organización Mundial de la Salud indica que la lactancia materna es recomendable hasta los 2 años y debiese ser exclusiva (único alimento) hasta los 6 meses.

¿Qué es la lactancia en tándem? ¿Es beneficiosa?

Se llama así al período en el que la madre que está amamantando vuelve a quedar embarazada y decide no interrumpir la lactancia, dando pecho durante toda la gestación e, incluso, tras el nacimiento los amamanta a ambos, ya sea conjuntamente o por separado.

Si bien la leche sigue siendo calórica y nutritiva para el lactante mayor, es importante que la mamá sepa que -hacia el final del embarazo- la leche comenzará a tomar una composición más parecida al calostro, que tiene menor aporte graso, pero mayor aporte proteico y de lactosa, para favorecer el desarrollo del neonato.

Por ende, para el lactante mayor, será un alimento nutritivo, pero con diferencias en cuanto a las calorías requeridas por él, por lo que en esa etapa se puede complementar la lactancia aumentando las tomas del hijo mayor o con algún complemento.

¿Hay un momento determinado del día para dar pecho?

Una guagua va a nutrirse mucho mejor si se despierta de manera natural pidiendo ser alimentada, contrario a la indicación tan masificada de despertarlo por horario.

Por eso, más que hablar de tiempos establecidos, es importante que se practique la libre demanda siempre que se tenga un acople bien logrado.

Así, no interrumpimos sus horas de sueño y el recién nacido trabajará una mejor succión o técnica de acople, lo que es fundamental para prevenir heridas en los pechos.

Por otro lado, cuando un menor se acopla mal y la madre siente dolor, en cada succión ingiere aire y se produce una mala transferencia de leche, lo que podría provocar reflujo y poca ingesta alimentaria. En estos casos, siempre es recomendable consultar con un especialista en lactancia para que la madre aprenda técnicas sencillas para mejorar el proceso.

¿Existe una alimentación específica para la madre durante la lactancia?

Como tal no, lo importante es que la mujer esté nutrida con una alimentación equilibrada en frutas, verduras, proteínas, cereales naturales, legumbres y carbohidratos.

De todas formas, cabe destacar que la leche materna no se fabrica mayoritariamente de la ingesta diaria de alimentos, sino que proviene de la reserva nutricional de la madre, por lo que lo ideal es que ella tenga un régimen alimentario equilibrado antes, durante y después del embarazo.

¿La lactancia materna sirve como anticonceptivo?

Sí, siempre y cuando la madre amamante rutinariamente y de manera exclusiva durante los primeros meses de vida de la guagua. Una vez que comience la alimentación complementaria o se supla alguna toma por mamadera las hormonas cambian y, por lo tanto, termina la protección anticonceptiva.

¿Cuándo consultar en la Clínica de Lactancia?

La lactancia requiere educación, información veraz y apoyo profesional, por lo que siempre es aconsejable consultar a una especialista en esta materia como evaluación al alta después del parto o en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Dolor al momento del acople o durante la succión
  • Grietas superficiales o profundas y sangrado en el pezón
  • Bajo incremento de peso del lactante
  • Poca producción de leche
  • Cólicos por ingesta de aire
  • Dificultad para acoplar o para mantener el acople al pecho
  • Irritabilidad del lactante al momento de mamar
  • Succiones ruidosas (con chasquido)
  • Suplementación con relleno
  • Uso de pezonera
  • Dudas sobre la conducta del lactante al pecho

Para reservar una hora de atención en nuestra Clínica de Lactancia, llama al 22 470 7000 o agenda AQUÍ 

Médico: Catherine González Gatica
Especialidad: Clínica de Lactancia

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*
*
*
*