Estrés y trastornos del sueño

Publicado el 23 de Diciembre, 2019
Cómo manejar estrés de fin de año y trastornos del sueño

El aumento  de preocupaciones pueden desencadenar en estrés y dificultades para conseguir un descanso reparador. La neuróloga de Clínica Vespucio, Dra. Evelyn Benavides, asegura que generalmente las personas suelen tener dificultad para poner distancia con los problemas a la hora de dormir, provocando un descanso interrumpido que afectará en el inicio de la jornada siguiente. Si no se toman las precauciones necesarias, esto podría derivar en fatiga crónica y otras complicaciones de salud.

La neuróloga de Clínica Vespucio, explica que “el exceso de preocupaciones pueden significar estrés, problemas para conciliar el sueño y otras dificultades, como el aumento de la presión arterial, cambios en el ánimo y en los patrones de sueño, lo que puede influir en un menor rendimiento y malestar general”.

Repercusiones por no dormir

Si la persona no duerme las horas adecuadas -8 horas en promedio-, presenta un descanso fraccionado, ronquidos y pausas respiratorias, podría tener consecuencias negativas en el corto plazo, como bajo desempeño, disminución de la productividad, alteraciones en apetito, dolores de cabeza. A largo plazo, los riesgos son mayores, ya que aumenta la posibilidad de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes o accidentes vasculares, una mala calidad de vida, puntualiza la Dra. Benavides.

Quiénes pueden sufrir este trastorno

La neuróloga explica que “si el trastorno permanece por más de un mes, es esencial consultar al especialista, para evitar que siga interfiriendo en la vida diaria del paciente”. En este contexto, este mal puede afectar a personas de todas las edades; no obstante, cambia su prevalencia según el tipo de enfermedad. En el caso del insomnio, éste es más frecuente en mujeres y en el caso de los trastornos respiratorios del sueño, es posible que ocurra más en hombres.

Tratamiento y medicamentos

La especialista explica que el tratamiento dependerá de las causas, pero generalmente se relacionan con medicamentos y hábitos saludables para poder conciliar el sueño.  Respeto de los tratamientos naturales, la doctora asegura que funcionan en la medida que disminuye la ansiedad que provoca el dormir mal y que mantiene a la persona en estado de alerta constante.

Normas para favorecer el buen dormir

  • Acuéstese cuando tenga sueño y no por obligación. Es importante un ambiente propicio con baja luz, silencioso, oscuro y con buena temperatura.
  • Procure dejar un tiempo de “tranquilidad” antes de acostarse a dormir.
  • Evitar estimulantes como café, bebidas, nicotina, té, cacao y alcohol. De lo contrario, consumir en forma limitada y en la mañana.
  • Evitar la automedicación.
  • Evite el televisor en el dormitorio y tenga en cuenta que este lugar no es un centro de actividades.
  • Evite las cenas abundantes y excesivamente condimentadas.
  • No mire el reloj cuando despierte en la noche y coloque el reloj siempre a la misma hora.
  • Cuando despierte en la mañana, intente levantarse si no va a seguir durmiendo. Evite ver televisión, leer y tomar desayuno en la cama.
Médico: Dra. Evelyn Benavides Simón
Especialidad: Neurología

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*
*
*
*