Insolación: ¿Qué es y cuáles son sus síntomas?

Publicado el 27 de Febrero, 2019
Síntomas-de-insolación

Permanecer mucho tiempo expuesto al sol puede generar fallas en los mecanismos del sistema nervioso que controlan la temperatura corporal, provocando que esta aumente hasta los 45 grados. Si te sucede, aquí te entregamos algunas recomendaciones.

La insolación o golpe de calor es “la exposición a temperaturas altas  por parte de una persona, siendo el sol su principal causa, aunque también se conocen otras fuentes artificiales, como los ambientes calurosos. Los cuadros más graves pueden producir fiebre de origen exógeno”, explica el Dr. Emilio Sudy, dermatólogo de Clínica Vespucio.

El facultativo menciona algunas manifestaciones, dependiendo principalmente de su origen:

  • Si la insolación es producto del sol, la persona tendrá también una quemadura con eritema generalizado y, en ocasiones, asociado a ampollas.
  • Si se trata de un golpe de calor, no habrá presencia de eritema y sí un aumento de la temperatura corporal, cefalea y, eventualmente, vómitos.
  • También se pueden generar calambres y falta de coordinación.
  • Otros síntomas son la fatiga, sed, debilidad, piel seca y caliente, pulso rápido o débil.

¿Qué hacer en caso de insolación?

En caso de presentarse un cuadro confirmado de insolación, el Dr. Sudy sugiere:

  • Que el paciente haga reposo en lugares frescos y con buena ventilación.
  • Bajar la temperatura con apósitos húmedos en las ingles, axilas y, eventualmente, la frente.
  • Si hay quemadura solar de consideración, es importante consultar en un Servicio de Urgencia, para que al paciente se le suministren corticoides sistémicos, abundante hidratación oral o endovenosa y antiinflamatorios orales.

¿Cómo prevenir una insolación?

  • Evita la exposición continua al sol.
  • Bebe mucho líquido para combatir la deshidratación.
  • No realices deporte al aire libre para protegerte de los golpes de calor.
  • Usa vestimenta ligera y compleméntala con sombreros y/o gorras.

Importante: los niños y el adulto mayor sufren con mayor rapidez la insolación o el golpe de calor.

La importancia del bloqueador solar

El uso riguroso de protector solar (factor 30 o superior) entre el mediodía y las 16 horas es fundamental. En el caso de los niños, se sugiere aplicar 2,5 ml en la cara (lo equivalente a media cucharadita de té) y para todo el tronco, 1 cucharada, es decir, 5 ml. Otro punto relevante es fijarse siempre en la fecha de vencimiento de los bloqueadores solares. El Dr. Sudy explica que “esto es similar a una conserva abierta o cerrada. Si usamos un bloqueador durante el verano, éste pierde efectividad si lo utilizamos meses después o al verano siguiente, aunque lo mantengamos cerrado”.

Médico: Dr. Emilio Sudy Moya
Especialidad: Dermatología

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*
*
*
*