Regreso a clases: cómo ayudar a los niños a volver a la rutina

Publicado el 17 de Febrero, 2020
Regreso-a-clases-consejos

El verano es, para muchos, la mejor época del año. Pero la vuelta a las actividades cotidianas, después de dos o más meses de descanso, puede causar ciertos efectos negativos en los niños, a nivel orgánico o anímico, que podemos evitar.

Así como los adultos sufren estrés o depresión post vacaciones, los niños también se ven afectados. Volver a la rutina no les agrada y es bastante típico, porque cuesta retomar los ritmos de trabajo en el colegio, las horas de sueño y los hábitos en general. Al respecto, Antonio Villalba, neuropsicólogo de Clínica Vespucio, explica que el término de la época estival “es un poco agobiante, porque sabes que quedan pocos días de descanso y hay que volver a la rutina del sistema de vida, del tráfico y los horarios”.

Hay algunos síntomas que los niños pueden presentar y se pueden identificar fácilmente, como:

  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Desgano
  • Pataleta con mayor facilidad

Esto, generalmente es pasajero, pero los padres pueden evitarlo ayudando a sus hijos a prepararse para que la vuelta a clases sea mucho más llevadera. El psicólogo y coordinador del área de Salud Mental de la clínica, comenta que “los padres son fundamentales para volver a ordenar de manera integral y paulatina la rutina de los niños. Los aspectos orgánicos como el dormir y comer serán primordiales”.

Consejos para padres

Dos semanas antes que inicien el colegio, hay que comenzar a enviar a los niños a la cama en el horario en que lo hacen habitualmente en época escolar y ordenar los horarios de comidas.

Villalba explica que “en los primeros días, no necesariamente se dormirán temprano. Además, se debe retomar el horario de levantarse, por ejemplo, a las 8 a desayunar y comenzar con actividades”. Con las comidas es lo mismo: en vacaciones los horarios se atrasan, pero dos semanas antes de volver al colegio hay que reordenar los horarios de comer para adecuarlos a lo que será el resto del año. Otros consejos útiles para padres, son:

  • Pantallas: también con un plazo de dos semanas de anticipación, se debe empezar a limitar el uso de pantallas de celular, TV y tablet cuando se ha ido la luz solar, para no incidir en el ciclo de sueño del menor. “El ideal es mantener esta rutina durante todo el año en los niños”, comenta el especialista.
  • Tomar una ducha: otra buena técnica para poner en práctica es que los niños tomen un baño antes de irse a la cama.  Esto ayuda a bajar las revoluciones del cuerpo y a prepararlo para el descanso.
  • Connotación positiva: el apoyo y motivación de los padres es fundamental para la etapa del año que comienza. Connotaciones positivas de la vuelta al colegio como “volverás a ver a tus amigos” o “qué entretenido todo lo que aprenderás este año”, ayudarán al menor a tener mejor predisposición para iniciar su rutina y sentirse optimista.

Señales de atención

En el caso de los preescolares, es más común que no quieran ir al colegio, ya que el desapego de los padres requiere más tiempo, por lo que es bueno acompañarlos y pasar unos minutos con ellos durante los primeros días. En el caso de los más grandes, el psicólogo recomienda “estar atentos a si el niño presenta angustia o ganas de no ir al colegio por varios días, ya que puede estar sufriendo de acoso, mala relación o dificultades con profesores, problemas de socialización, entre otros”. Si los padres notan que el menor se niega totalmente a ir al colegio durante la primera semana, “es un indicador de que algo no está bien y es recomendable que consulte a un psicólogo”, concluye.

Médico: Antonio Villalba Varo
Especialidad: Psicología Infantil

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*
*
*
*