Anticoncepción femenina: Conoce las opciones disponibles

Publicado el 9 de Junio, 2021
Anticoncepción femenina – anticonceptivos – prevención de embarazos

Los anticonceptivos son, por definición, métodos o procedimientos que previenen el embarazo en mujeres sexualmente activas. En la actualidad, existen infinidad de alternativas que se adaptan a las necesidades de cada paciente. Conócelas en la siguiente nota.

Los métodos anticonceptivos femeninos se dividen en hormonales y no hormonales. Los primeros inhiben la función ovárica, por lo que el organismo no produce hormonas ni óvulos, impidiendo que se produzca el embarazo; mientras que los segundos previenen la fecundación sin intervenir el ciclo menstrual de la mujer.

Anticonceptivos hormonales 

El Dr. César Avilés, gineco-obstetra de Clínica Vespucio, explica que los métodos hormonales están recomendados, incluso, para adolescentes que aún no inician la actividad sexual, quienes pueden necesitarlos en casos de acné o de aumento del vello corporal. “Las mujeres que tienen reglas dolorosas también se verán beneficiadas con su uso, así como aquellas que presentan endometriosis o en quienes se sospecha que podrían tenerla”, agrega el especialista.

Los compuestos que son parte de este grupo y que actúan de manera hormonal son: el estrógeno y el progestágeno. Estos se toman de forma cíclica, por ejemplo, con pastillas combinadas, que funcionan inventando un sangrado, lo que mantiene la sensación de una regla mensual.

El Dr. Avilés comenta que también existen los anticonceptivos que contienen un solo compuesto hormonal. “Estos actúan de la misma manera que los combinados, pero no traen estrógeno. Son indicados principalmente para mujeres con antecedentes de trombosis o tendencia a la coagulación”, explica. 

Es muy importante que cada paciente, en conjunto con su médico, elija el método que más le acomode, según factores como: preferencia, eficacia, duración, modo de uso y costo, entre otros. 

Los formatos disponibles para métodos hormonales son variados e incluyen:

  • Anticonceptivos orales: pastillas diarias.
  • Inyecciones: pueden ser trimestrales. 
  • Implantes subdérmicos: pueden durar hasta 5 años.
  • Parches: actúan absorbiendo la hormona a través de la piel.
  • Anillo intravaginal: mensuales o trimestrales.

Entre los beneficios de los métodos anticonceptivos hormonales, se encuentran:

  • Reducción importante del riesgo de presentar cáncer de endometrio y de ovario.
  • Disminución del riesgo de embarazo ectópico (el óvulo fecundado se implanta y crece fuera de la cavidad principal del útero, habitualmente en las trompas de Falopio).
  • Reducción y regulación de los sangrados uterinos y disminución de la anemia ferropriva (deficiencia de hierro).
  • Alivio de la dismenorrea y de síntomas premenstruales.
  • Disminución del riesgo de presentar quistes ováricos funcionales.

Anticonceptivos no hormonales

Como su nombre lo indica, carecen de hormonas y de los efectos benéficos que estas tienen en el organismo. Los más conocidos son los preservativos (condones) y dispositivos intrauterinos, como la T de cobre. Además, existen diafragmas, espermicidas y métodos permanentes, como la anticoncepción quirúrgica para hombres (vasectomía) y mujeres.  

Dentro de este tipo de anticoncepción, cabe destacar que el condón masculino tiene gran importancia, porque ofrece protección contra las infecciones transmisibles por vía sexual (ITS), incluyendo el VIH.

Médico: Dr. César Avilés Zamorano
Especialidad: Ginecología y Obstetricia

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*Todos los campos son obligatorios.

Prontamente recibirás información de nuestra clínica “ debe aparecer cuando la persona envía sus datos.¡Gracias!