Alteraciones del piso pélvico: cuidados y prevención

Publicado el 4 de Enero, 2018
Clinica-vespucio-piso-pelvico

A nivel mundial, afectan a un tercio de las mujeres mayores de 40 años. Un drama silencioso que muchas ocultan por temor o vergüenza.

 

El piso pélvico es una estructura músculo aponeurótica que tapiza la pelvis en su parte inferior y que actúa como cierre, garantizando la estabilidad de la región pélvica. Se encarga de cuatro importantes tareas: sostén de las vísceras; contención de orina, heces y gases; función sexual y función reproductiva.

¿Por qué se ve alterado?

En el equipo de piso pélvico de Clínica Vespucio, explican que la alteración se debe a múltiples factores:

  • Envejecimiento
  • Obesidad
  • Menopausia
  • Causas congénitas
  • Embarazos y partos vaginales complejos

“Las mujeres son más propensas a presentar problemas de piso pélvico por la distención y daño que se genera en su musculatura y ligamentos de la pelvis. También existen motivos médicos y quirúrgicos, como haber padecido cáncer de útero, recto o próstata en el caso de los hombres”.

Síntomas

La tonificación de la musculatura pélvica depende de la cantidad de estrógenos que produce la mujer. Por tanto, es en la menopausia donde se suele presentar prolapso genital, debido a que la producción de esta hormona desciende.

Dentro de las molestias que se pueden producir se encuentran:

  • Incontinencia urinaria o problemas para orinar
  • Incontinencia fecal o estreñimiento
  • Dolor y presión pélvica
  • Sensación de peso en los genitales
  • Dolor en la zona sacro lumbar
  • Incomodidad al caminar y alivio de los síntomas al descansar en posición recostada

Se recomienda consultar en forma preventiva a un especialista –ginecólogo, urólogo, coloproctólogo o gastroenterólogo, según corresponda– durante el embarazo, el postparto y la menopausia, o de forma previa a algún procedimiento quirúrgico, como la prostatectomía (extracción de la próstata).

Tratamiento

La solución dependerá del problema que presente cada paciente. El tratamiento puede ir desde la ayuda medicamentosa hasta la resolución quirúrgica.

La rehabilitación del piso pelviano es hoy la opción más conservadora para tratar y resolver el problema. Corresponde a un conjunto de procedimientos terapéuticos específicos, enfocados en evaluar, prevenir, tratar y/o recuperar alteraciones de la estática pelviana y disfunciones de los órganos pélvicos.

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*
*
*
*