¿Se puede ser amigo de un ex?

Publicado el 11 de Julio, 2016

Muchas veces mantener una relación de amistad con una ex pareja se da por tener hijos en común o porque ya no hay un doble interés de por medio y existen las ganas sinceras de seguir relacionándose. Según la psicóloga de Clínica Vespucio, Jessica Piña, esta “buena onda” dependerá de cómo haya sido el quiebre y del tipo de relación que se mantenía.

 Cuando una relación se termina, siempre existe la posibilidad de que los vínculos que los unían, como los amigos en común, profesión o gustos por los mismos lugares, se mantengan y hagan que la conexión entre ambos no se pierda. En este contexto, algunos piensan que llevarse bien con un ex es imposible, mientras que otros sí logran mantener una amistad en el tiempo.

De acuerdo a la psicóloga de Clínica Vespucio, Jessica Piña, generalmente dos personas que fueron pareja cortan de raíz la relación cuando hubo algún tipo de mal trato, como agresiones físicas o psicológicas, o porque simplemente decidieron que la relación ya no era sana.

La especialista explica que de no haberse dado los casos anteriores, sí se podría mantener una amistad. “Sin embargo, esto después de un tiempo. Es irreal creer que podemos terminar hoy y mañana ser amigos. Un término no es fácil, las rupturas amorosas generan emociones de angustia y abandono”, asegura.

En este sentido, la profesional indica que cuando se mantiene una relación amistosa con el ex, tiene relación con algo que nos pasa con esa persona y en el significado que le otorgamos a esa relación. “No implica, necesariamente, que aún existe un sentimiento amoroso. Tal vez, simplemente significa que se dieron cuenta de que funcionan mejor con esa persona como amigos”, explica.

 Cómo enfrentar los celos de la pareja actual

La psicóloga de Clínica Vespucio indica que lo más importante en una relación es la confianza. “Darle mayor atención al ex que a la pareja, a mediano plazo será motivo de conflicto. Lo importante es ser honestos y transparentar los encuentros”, asegura.

La profesional agrega que todas las relaciones pueden transformarse. “No hay por qué cortar vínculos de cariño, sino que darles el lugar que corresponde y con los límites adecuados, para que la relación de amistad sea eso y no se mal entienda”, advierte.

Atención con estos consejos

  • Para pasar al plano de la amistad, es necesario dejar atrás los rencores. Para esto, es bueno tener una conversación para liberar esas emociones y poder pasar a la siguiente etapa.
  • Se debe tener en cuenta que llegado el momento, se verá al ex con otra pareja. Si no se es capaz de vivir el proceso con madurez, quizás no se está preparado aún para mantener una relación de amistad.
  • El pasado es pasado. Se debe evitar sacar en cara conflictos antiguos todo el tiempo.
  • Si el ex no quiere mantener una relación de amistad, hay que respetar su decisión. El tiempo dirá si en un futuro podrán volver a compartir.
  • No es obligatorio ser amigo del ex, lo que sí es imperante es sanar y querer estar mejor emocionalmente después de una ruptura.

 

Médico: Jessica Piña Hermida
Especialidad: Psicología