¿Sabía que la temperatura corporal indica cómo está su salud?

Publicado el 12 de Enero, 2017

El Dr. Franco Utili, jefe del servicio de Urgencia de Clínica Vespucio nos explica por qué es tan importante mantener una buena temperatura corporal o en caso contrario cómo puede repercutir en nuestro organismo.

¿Cómo se regula la temperatura corporal?

El hipotálamo es el órgano encargado de la termorregulación y responsable de mantener la temperatura corporal constante aumentando o disminuyendo la frecuencia respiratoria y la sudoración.

¿Qué significa que el ser humano sea homeotermo?

Significa que el hombre puede regular su temperatura corporal sin depender del medio externo, lo que significa que mantiene sus propios mecanismos de termorregulación, como los vellos corporales que al erizarse reducen la pérdida de calor. Si el termostato se eleva, las glándulas de la piel secretan sudor, acelerando la pérdida de calor a través de la evaporación.

¿Cómo el ser humano puede conservar la temperatura de todos sus órganos?

Para que los órganos se conserven en buenas condiciones, lo ideal es que el cuerpo se mantenga en 37° C. Si esta cifra se eleva por sobre los 37,5°C se habla de hipertermia, mientras que cuando desciende a menos de 36° C, se conoce como hipotermia.

¿Cuál de estos dos trastornos afecta más al organismo?

La hipotermia es un estado potencialmente grave, por lo que es imprescindible identificarla precozmente, para evitar secuelas. La mayoría de la gente tolera la hipotermia leve y no se asocia a enfermedad significativa. Esta condición provoca síntomas que van desde tercianas, dificultades para hablar, apatía, estupor, hasta alteraciones del ritmo cardíaco.

La hipotermia más frecuente en verano se asocia al uso de piscinas y baños en el mar, ya que con la temperatura del agua entre 15° y 21 °C, bastan dos horas para llegar a tener inconciencia.

Ante un episodio de hipotermia, ¿Qué hacer?

Es importante fijarse cuando los niños se están bañando en la playa o la piscina y comienzan a presentar escalofríos y los labios azules, ya que esos son los primeros síntomas de hipotermia.

En casos de hipotermia se recomienda consumir alimentos altos en carbohidratos, además de sopas y bebidas calientes durante la mañana y en la noche, evitar el café y té, ya que pueden afectar los ciclos de sueño. Además, hace hincapié en la importancia de la actividad física ya que se consume energía, lo que se traduce en calor. El uso de sedantes o alcohol en épocas frías, también puede llevar a una hipotermia.

Ante situaciones de hipotermia, se debe trasladar a la persona a un ambiente más favorable para reducir la pérdida de calor. Eliminar ropa mojada y reemplazarla por vestimenta seca. Inicie recalentamiento con objetos calientes (guateros, ice packs en gel) colocado en axilas, ingle y abdomen.

¿Y en casos de hipertermia, cómo actuar?

Cuando la temperatura corporal se eleva, la persona está frente a un cuadro de hipertermia, que es la mayor causa evitable de morbilidad a nivel mundial, especialmente en regiones con altas temperaturas. Cuando el calor generado por el cuerpo es más rápido que la capacidad de disiparlo, aparece esta enfermedad y es posible tener síntomas como dolor de cabeza, fatiga, malestar, confusión, aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, hasta disminución de la presión arterial, convulsiones e incluso la muerte.

Lo más importante es bajar la temperatura del afectado, por lo que es necesario trasladarlo a un lugar sombrío con menor temperatura y poner paños con agua fría en la frente, o rociarle agua tibia. Si no se consigue disminuir el calor, buscar ayuda médica profesional.

Siga estas recomendaciones:

Evite el exceso de alcohol, cafeína, comida abundante y caliente que podría aumentar la deshidratación.

Si tiene un problema de salud, almacene sus medicamentos a la sombra y en un lugar fresco (bajo 25 °C) o en el refrigerador según indicaciones.

Prepare comidas que ayuden a reponer el líquido y las sales perdidas por la sudoración.

Manténgase en lugares frescos y ventilados. Camine a la sombra si es necesario y protéjase con bloqueador solar.

Trate en lo posible de realizar actividad física y/o hacer sus compras más temprano en la mañana o en la tarde para evitar los horarios de mayor calor.

Durante el día es importante mantenerse hidratado, especialmente con agua.

Opte por ropa y calzado ligero, que permitan la transpiración, optando por colores claros o neutros.

Si el cuadro de alteración de la temperatura corporal persiste por varios días, debe consultar con un médico internista para ver cuál es la causa. Puede reservar hora AQUÍ