El poder de las vitaminas

Publicado el 9 de Noviembre, 2017
vitaminas

Nuestro organismo requiere 13 compuestos para funcionar de manera correcta, cada uno de los cuales cumple una función específica. Por ello, niveles bajos de alguna vitamina en particular, pueden favorecer la aparición de enfermedades asociadas al déficit de este nutriente.

 

Las vitaminas son sustancias que el organismo necesita para crecer y desarrollarse en forma normal. Se encuentran en todos los alimentos que consumimos y son imprescindibles para la vida. Se clasifican en A, C, D, E, K y el complejo B.

Esenciales para vivir

La nutricionista de Clínica Vespucio, Gladys Valdés, señala que las vitaminas se dividen en liposolubles (que pueden disolverse en lípidos) e hidrosolubles (que pueden disolverse en líquidos). Se clasifican en:

  • Vitamina A: ayuda a la formación de los dientes, tejidos blandos y óseos, y aporta a la buena visión. Se encuentra en el huevo, carnes, mariscos, leche y sus derivados.
  • Vitamina D: ayuda en la absorción del calcio y permite que este se fije en los huesos, mantiene una cantidad adecuada de fósforo en la sangre. Está presente en productos lácteos, pescado, cereales enriquecidos y margarinas.
  • Vitamina E: es antioxidante y protege el tejido corporal del daño causado por los radicales libres (moléculas altamente reactivas). La podemos encontrar en germen de trigo, nueces, aceitunas, espinacas, espárragos, aceite de maíz, soya y girasol.
  • Vitamina K: ayuda a mantener huesos fuertes en la tercera edad y a la coagulación de la sangre. Está en el repollo, coliflor, espinacas, cereales y soya.
  • Vitamina C: ayuda al crecimiento y a la reparación de tejidos de todo el cuerpo. Además, previene el envejecimiento prematuro de las células. Está presente en frutas cítricas, tomate, brócoli, papa, repollo, arándanos y piña.

Complejo B

  • B1: esencial para el corazón, músculos y sistema nervioso. Se encuentra en pan fortificado, cereales, germen de trigo, carnes magras, pescado, arvejas y semilla de soya.
  • B3: importante para el buen funcionamiento del aparato digestivo, la piel y el sistema nervioso. Presente en lácteos, carnes, nueces, huevos, legumbres o cereales enriquecidos.
  • B6: ayuda al sistema inmunológico y podemos encontrarla en legumbres, nueces, carne, pescado, granos integrales, pan y cereales enriquecidos.

 

Biotina: ayuda al metabolismo de los alimentos y es relevante para el crecimiento. La contienen el huevo, leche, pescado, cereales integrales, legumbres, papa, repollo y levadura.

 

Carencia de vitaminas
La falta de vitaminas en el organismo podría generar enfermedades. Al respecto, Gladys Valdés sostiene que “la mayoría de las personas que tienen déficit de vitaminas sufren decaimiento, insomnio y bajas defensas. Por el contrario, si una persona tiene una alimentación equilibrada y consume a diario cantidades suficientes de nutrientes, no debería tener carencia vitamínica”. Asimismo, la nutricionista enumera las complicaciones que podrían derivarse de la falta de vitaminas en el cuerpo.

  • Vitamina C: escorbuto (que provoca aparición de hematomas, encías sangrantes, debilidad, fatiga y sarpullido) y dificultad en la cicatrización de heridas.
  • Vitamina A: mala visión, sensación de cansancio, piel áspera y dolores musculares.
  • Vitamina D: dolores crónicos, fatiga, debilidad muscular y fragilidad en los huesos.
  • Vitamina E: problemas de fertilidad y en el sistema nervioso, además de anemia.
  • Vitamina K: dificultades de coagulación en la sangre y mala calcificación de los huesos.
  • Complejo B: insomnio, fatiga, pérdida de fuerza muscular, irritabilidad, anemia, inapetencia y fragilidad capilar.
Médico: Gladys Valdés González
Especialidad: Nutrición Adulto

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*Todos los campos son obligatorios.

Prontamente recibirás información de nuestra clínica “ debe aparecer cuando la persona envía sus datos.¡Gracias!