Especialista analiza el trasfondo de la integración

Publicado el 2 de Diciembre, 2016

Día Mundial de la Discapacidad este año coincide con la Teletón.

Desde 1992, cada 3 de diciembre se celebra mundialmente el Día Internacional de la Discapacidad. Esto nos llama a la reflexión e invita a los expertos en Rehabilitación a analizar cómo ha cambiado en los últimos 30 años la perspectiva de quienes sufren alguna enfermedad invalidante o requieren tratamiento neuromotor, respiratorio, músculo-esquelético, por trauma o por malformación congénita. Y asimismo, de qué forma esto ha variado hacia un fenómeno cultural inclusivo que no distingue ni discrimina por discapacidad.

El equipo de Kinesiología de Clínica Vespucio, encabezado por el kinesiólogo Alberto Montero, lleva más de 16 años en el trabajo continuo con pacientes que tienen algún tipo de patología que requiere rehabilitación. En 34 años de trayectoria, el especialista cree que ha habido una evolución sobre cómo miramos a una persona con capacidades diferentes o sobre cómo ellos tienen más oportunidades, en lo social, laboral y cultural.

“Debemos tener el tema de la integración internalizado en nuestro quehacer, sobretodo nosotros como kinesiólogos que vemos rehabilitación. La sociedad también se ha dado cuenta y hay mucha más gente preparada. Nuestro país ha crecido y estamos en esa órbita a nivel mundial. Si no miramos a quien tenemos al lado, dejaríamos de crecer, de forma atractiva para la misma sociedad. Nuestros hijos ya están viviendo una mayor apertura, la sociedad tiene que hacerse responsable de hacer esta integración, creando nuevas políticas, en qué se van a enfocar, los nuevos programas de las municipalidades, las comunas, etc.”, comenta Montero.

El jefe de Kinesiología, explica además que si bien aún hay mucho por hacer, hoy en día el sector público está desarrollando programas de rehabilitación basados en la comunidad, en el que el paciente tiene su posibilidad de atención, ese tipo de paciente no va al hospital, sino que el kinesiólogo va a su domicilio, y es atendido por un equipo multi-profesional de la salud que lo acompañan en su tratamiento en la casa. “Esto es más factible de realizar para que el paciente tenga una buena rehabilitación. El paciente en su casa es cien por ciento recuperable y se siente mucho más apoyado y escuchado”, manifestó.

Ahora existen también nuevos pacientes que requieren rehabilitación por ser hipertensos u obesos, y ellos también deben integrar las terapias a su vida cotidiana. Entonces ha ido cambiando el paradigma de cómo se rehabilita en nuestro país. “El paciente ahora es más exigente, lee en internet, exige sus derechos y deberes, y quiere que su hora médica se atienda oportunamente. Un paciente que era mucho más dependiente de la opinión de su médico tratante, hoy cambia a otro fenómeno que tiene que ver más con aterrizar las expectativas”, señaló.

Con una vasta trayectoria, el equipo de Kinesiología de Clínica Vespucio, hace 16 años trabaja bajo rigurosos estándares de calidad, que con la acreditación en salud, se regularizaron los títulos profesionales, el personal se encuentra mucho más entrenado para atender todo tipo de capacidades limitadas, posee la experticia y tiene toda la experiencia para asegurar una rehabilitación efectiva.