Día Mundial del Sida: Un mal que cada vez afecta a más jóvenes

Publicado el 1 de Diciembre, 2016

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida es un mal que provoca serias dificultades en el sistema inmunitario, impidiendo que el organismo se defienda de enfermedades de origen infeccioso. El doctor Leonardo Siri, infectólogo de Clínica Vespucio y de la Universidad Católica sostiene que en los últimos años se ha registrado un aumento sostenido de esta patología, especialmente en jóvenes que se contagian principalmente por vía sexual. Dado este escenario, el especialista se refiere a la importancia de la prevención y al tratamiento oportuno en caso de adquirirlo.

Falta de miedo a contraer la enfermedad, desconocimiento de las consecuencias que puede provocar y falta de educación sexual, son el reflejo de las alarmantes cifras que revelan el aumento en hasta un 125% de personas contagiadas con Sida en nuestro país. El infectólogo de Clínica Vespucio, Dr. Leonardo Siri, explica que el grupo etario más afectado corresponde principalmente a jóvenes de entre 15 y 29 años, seguido por el segmento de entre 40 y 50 años, quienes por no tomar las precauciones necesarias, hoy forman parte de la población chilena contagiada con Sida.

En la mayoría de los casos, el problema surge porque los grupos de mayor riesgo, entre los que destacan los homosexuales, personas con múltiples parejas sexuales y trabajadores sexuales, no toman conciencia respecto de lo que significa contraer esta enfermedad, que si no se detecta y controla a tiempo, puede causar la muerte de manera temprana. Por otro lado, existe un gran número de personas con VIH que no saben que tienen la enfermedad, por lo que siguen contagiando a otros y así la cadena aumenta progresivamente, así lo advierte el doctor Siri.

Cómo prevenir el contagio

La realidad de nuestro país demuestra que aún falta mucho por hacer, por lo que concientizar y promover la prevención es responsabilidad de todos. En este contexto, el especialista de Clínica Vespucio sostiene que “dado que la principal vía de contagio es por vía sexual, es imprescindible el uso del preservativo”. Con esta medida de protección, también se evita el contagio de otras enfermedades de transmisión sexual, como sífilis, gonorrea, hepatitis B y úlceras genitales, entre otras.

Las cifras reflejan, de una u otra manera, el comportamiento de la sociedad por lo que ante esta realidad se hace necesario derribar prejuicios y hablar abiertamente sobre este tema. En este contexto, el doctor Siri advierte que lo ideal es pedir el examen de manera activa; de esta forma, se logra detectar la gran carga de pacientes que vive sin saber que padece el virus. “Hasta ahora se estima que hay aproximadamente entre 50  y 60 mil infectados, pero solamente la mitad está diagnosticado”, explica.

Diferencia entre portador y enfermo

Ser portador del virus significa que la persona está contagiada y puede transmitir la enfermedad, pero que todavía no ha desarrollado las manifestaciones del SIDA propiamente tal, lo que puede tardar varios años, siendo hasta ese momento un paciente asintomático. Luego del contagio, el virus queda latente en el organismo, para luego evadir el sistema inmune, comenzando su multiplicación progresiva en la sangre y llevando posteriormente a una disminución progresiva de las defensas del paciente, lo que en etapas avanzadas permite el desarrollo de infecciones por bacterias y hongos.

Tratamiento

Los pacientes con VIH deben tomar una combinación de tres fármacos para lograr la máxima supresión de la enfermedad. Existen diferentes tipos de medicamentos para tratar la infección por VIH, los cuales atacan diversos aspectos del proceso que utiliza el virus para replicarse.

El doctor Siri, explica que la terapia combinada es efectiva para el tratamiento, ya que debido a que el VIH muta rápidamente, hace que se vuelva resistente a todos los medicamentos administrados en forma aislada o tomados de forma inadecuada, por lo que la adherencia al tratamiento es sin duda el aspecto más importante para llevar un buen control de la enfermedad.

Recomendaciones

El especialista propone algunas recomendaciones para prevenir el contagio:

  • Siempre se debe usar material desechable para perforar la piel (agujas de acupuntura, tatuajes, perforaciones tipo aros o piercing).
  • No comparta objetos de uso personal como cepillos de dientes u hojas de afeitar.
  • Debe usar preservativos en todas las relaciones sexuales para evitar la transmisión de VIH u otra enfermedad de transmisión sexual (ETS).
  • En caso de pertenecer a un grupo sexual de riesgo o tener parejas esporádicas sin uso de protección es recomendable realizarse el test del VIH al menos 1 vez al año.
  • Las embarazadas portadoras del virus deben estar en control estricto del embarazo y recibir tratamiento inmediatamente para reducir el riesgo de transmisión al feto.