Cirugía maxilofacial: una intervención más allá de lo estético

Publicado el 3 de Febrero, 2017

El rostro es la primera impresión que da una persona. Es por esto que cuando se padece algún desequilibrio o alteración facial, se busca resolver el problema dependiendo de su complejidad.

Actualmente, existe un procedimiento orientado a solucionar este tipo de malformaciones: la cirugía ortognática. El cirujano maxilofacial de Clínica Vespucio, Sebastián Espinosa, explica en qué consiste esta intervención y de qué manera ayuda a mejorar la calidad de vida de una persona, ya que además de corregir, favorece la autoestima y seguridad del paciente.

La cirugía maxilofacial podría ser vista como intervención netamente estética; sin embargo, su propósito está centrado en mejorar aspectos como la salud y la apariencia de la persona, ya que resuelve deformidades y ayuda a recuperar la armonía del rostro.

Según el cirujano maxilofacial de Clínica Vespucio, Sebastián Espinosa, “este procedimiento busca devolver la relación anatómica y funcional en pacientes con problemas en los maxilares, los que derivan en complicaciones oclusales y apariencia facial no equilibrada”.

Qué es la cirugía ortognática

Esta intervención busca corregir todo tipo de malformaciones que generan desequilibrios faciales, lo que interfieren en la cotidianeidad de la persona. En este sentido, el cirujano maxilofacial de Clínica Vespucio, sostiene que “esta operación forma parte de un tratamiento multidisciplinario que se inicia con una fase pre-quirúrgica donde se alinean los dientes y se preparan para la cirugía, donde finalmente el especialista moviliza las estructuras óseas pertinentes para obtener una armonía estética y funcional del rostro”.

Las alteraciones en los maxilares pueden tener distintos orígenes, entre ellos, genéticos, anomalías del desarrollo, alteraciones al crecimiento de la mandíbula y/o maxilar o por problemas articulares. El odontólogo de Clínica Vespucio, sostiene que los efectos de estos problemas interfieren en diversos aspectos de la vida e incluso puede alterar la calidad del sueño de la persona.

En este contexto, el especialista advierte que “en casos extremos, donde el problema es muy evidente, el paciente se ve enfrentado al menoscabo social y baja autoestima, además de las dificultades físicas, como complicaciones al masticar, pronunciación de las palabras o dolor facial”, indica.

Qué es lo que corrige

Existen diversos tipos de alteraciones en la mandíbula y/o maxilar, que se pueden reconocer a simple vista, y que la cirugía puede solucionar. El profesional de Clínica Vespucio, Sebastián Espinosa, explica que, por un lado, están las anomalías clase II y III, que son aquellas donde existe un problema en la posición de los maxilares, expresándose como un perfil retruído (clase I) o cóncavo (clase III).

Las asimetrías faciales, en tanto, se reconocen por tener el mentón desviado hacia un lado, además de problemas en el contorno facial. El odontólogo aclara que estas asimetrías pueden combinarse con las anomalías anteriormente descritas.

“La intervención ayuda a mejorar diversas alteraciones faciales que afectan el funcionamiento del sistema masticatorio, además de permitir que el rostro se vea más armónico. Como consecuencia de esto último, es que las personas logran mejorar su autoestima”, manifiesta el especialista.

Asimismo, agrega que con los equipos y la tecnología que existe en la actualidad, es posible realizar la cirugía a un paciente de manera virtual, simulando los cortes y movimientos en un computador, de manera de obtener una proyección estimada de cómo será el resultado y anticiparse a eventuales problemas en el pabellón.

Beneficios de la Cirugía Ortognática

Más allá de lo estético y funcional de esta cirugía, también es recomendada en aquellas personas que padecen de Síndrome de Apnea e Hipoapnea del Sueño (SAHOS), quienes poseen un estrechamiento de la vía aérea a nivel de los maxilares.

Los pacientes que sufren de falta de desarrollo maxilar suelen tener las vías aéreas más estrechas, lo que les dificulta la respiración mientras duermen. Esta alteración en el sueño, es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares, metabólicas o cuadros neurológicos a largo plazo. “Todo lo anterior puede ser tratado a través de la cirugía ortognática, con la que se obtienen muy buenos resultados”, puntualiza el experto de Clínica Vespucio.

Para reservar hora con el Dr. Sebastián Espinosa, jefe de Cirugía Máxilofacial de Clínica Vespucio presione AQUÍ

Médico: Sebastián Espinosa Sánchez
Especialidad: Cirugía Máxilofacial