Ingresa tus datos y responderemos las dudas que tengas

Selecciona un horario para ser contactado

¡Tu información ha sido enviada con éxito!

Pronto serás contactado por uno de nuestros ejecutivos

¿Qué es la tiroides?

Tiroides

¿Qué es la Glándula Tiroides?

La tiroides es una glándula en forma de mariposa que se aloja en la parte central del cuello, justo arriba de la clavícula. Las hormonas tiroideas ayudan al cuerpo a regular la energía, la temperatura, y al funcionamiento normal de órganos vitales como el cerebro y el corazón, así como de los músculos.

Esta glándula cumple un rol muy importante en la regulación de los niveles de energía y es la responsable de moderar la velocidad del metabolismo. Si funciona mal, incluso puede producir trastornos del ánimo, depresión, irritabilidad y sensación de angustia, problemas para quemar calorías y de la función cardíaca.

Muchas veces, ignorar los síntomas hace que la gente consulte cuando ya los problemas a la tiroides están avanzados. Uno de los principales motivos de consulta en la población es la aparición de nódulos tiroideos, siendo el cáncer de tiroides la enfermedad más preocupante. La detección temprana de esta patología permite un óptimo tratamiento con alta posibilidades de mejoría.

También infórmate de:

Es el crecimiento de células tiroideas anormales o tumorales. Pese a que es más frecuente en mujeres y en mayores de 40 años, se puede presentar a cualquier edad y también en hombres.  

¿Cómo detectarlo?

La mayoría de las veces no existen síntomas asociados. Muchas veces es un hallazgo incidental en la palpación de rutina del cuello en el examen físico. En otras ocasiones se detecta la presencia de un nódulo en un examen de imagen –escáner, ecografía o resonancia nuclear magnética de cuello– solicitado por otro motivo.
  • Ecografía de tiroides: Para realizar este examen, el médico radiólogo coloca un transductor suavemente sobre el cuello, lo que permite obtener imágenes de alta precisión para caracterizar los nódulos tiroideos. Es el primer paso y probablemente el más importante en el estudio.
  • Punción biopsia con aguja fina de nódulo tiroideo: Consiste en la obtención de diminutos fragmentos de un nódulo sospechoso, mediante la aspiración con aguja fina (la misma utilizada para la extracción de sangre en exámenes), que se realiza bajo visión ecográfica simultánea. Posteriormente estos son estudiados bajo el microscopio por patólogos expertos. Es de gran utilidad para precisar si el nódulo es benigno o maligno cuando la ecografía no es concluyente.
La intervención quirúrgica se indica en pacientes con nódulos tiroideos benignos y cancerosos, por crecimiento excesivo de la glándula (bocio) y ante glándulas hiperactivas. Se extirpan los nódulos retirando un bulto, parte del tejido tiroideo o con una tiroidectomía parcial o total. Existen indicaciones específicas para cada una de estas intervenciones. El paciente requiere cirugía cuando ha sido diagnosticado con nódulos o con cáncer. El paciente debe evaluar con su médico las alternativas de tratamiento y ver cuáles son las condiciones más óptimas para operar. En el caso de cáncer de tiroides, después de la intervención quirúrgica se requiere el uso de hormona tiroidea, tanto para reemplazar la función de la glándula que ha sido eliminada como para evitar el crecimiento de otras células cancerosas. Un médico debe controlar cuidadosamente este tipo de tratamientos.

PROGRAMAS DE SALUD: PASO A PASO

Paso 1

Reserva tu hora

Con el Dr. Marcelo Salvatierra, Dr. Gonzalo Rossel o Dr. Kuen Lee (primera evaluación médica).

Aquí

Paso 2

Consulta médica y exámenes preoperatorios

Todo paciente que tiene indicación quirúrgica para extraer su tiroides debe ser evaluado preoperatoriamente. La evaluación considera su historial clínico, un examen físico completo, que incluye evaluación cardiopulmonar, análisis de sangre y estudios de imágenes. En pacientes que hayan tenido una operación previa de cuello o han sufrido cambios en su voz, se deberá realizar una evaluación de cuerdas vocales y de los nervios de la laringe. Si la cirugía se debe a la presencia de un tumor maligno, también será necesario evaluar el tipo de cáncer (que puede ser de tiroides o de otros órganos asociados, incluso un tipo menos frecuente como el cáncer medular).

Paso 3

Cotiza y arma el presupuesto a tu medida

Con la indicación médica, podrás solicitar un presupuesto de tu cirugía y ver qué coberturas otorgan tus aseguradores de salud.

Paso 4

Cirugía

- La cirugía de tiroides debe efectuarla un equipo de cirujanos altamente calificados con especialización en cirugía de cabeza y cuello.

- El paciente debe discutir con el cirujano qué tipo de operación se realizará, lobectomía o tiroidectomía parcial o total, y las recomendaciones del equipo médico en cada caso.

- La tiroidectomía es un excelente tratamiento para pacientes con nódulos benignos múltiples y/o bocios grandes. Para nódulos unilaterales, hiperactivos o de funcionamiento normal, la lobectomía es la técnica más adecuada.

- La cirugía tarda de 2 a 3 horas, una vez finalizada el paciente pasa a la sala de recuperación, probablemente con un drenaje quirúrgico en su cuello que se retirará al otro día.

Paso 5

Control postoperatorio

Quienes no presentan complicaciones tienen una hospitalización breve de 24 horas; luego del control postoperatorio podrán comenzar a hacer sus actividades con normalidad, aunque deberán evitar los deportes de alto impacto y levantar peso durante al menos 10 días.

Enfermedades más frecuentes en la tiroide

Problemas funcionales:

  • Hipotiroidismo: es la producción insuficiente de las hormonas tiroideas. Se manifiesta con síntomas como cansancio, fatiga, intolerancia al frío, piel seca, aumento de peso, caída de cabello, constipación, edemas de los tejidos blandos del cuerpo y aumento del colesterol. En los casos más severos se pueden producir incluso trastornos circulatorios graves.
  • Hipertiroidismo: es la producción excesiva de las hormonas tiroideas. Este exceso provoca sudoración excesiva, palpitaciones (taquicardia y otras arritmias), cansancio, irritabilidad, baja de peso, diarrea, hipertensión arterial. Las arritmias pueden ocasionar trastornos tan graves como las embolias.
 

Otros problemas:

  • Nódulo tiroideo: su presencia es muy común y su incidencia aumenta con la edad. La mayoría de los nódulos son benignos, sin embargo entre el 4 y 5% pueden ser malignos.
  • Bocio: es el crecimiento anormal de la glándula tiroides, lo que origina un aumento de tamaño de la parte anterior e inferior del cuello. Es un concepto general que incorpora tanto nódulos benignos como malignos y trastornos funcionales observados en el hipo o hipertiroidismo.

¿Qué son los nódulos tiroideos?

Son áreas de tejido sólidas circulares u ovaladas dentro de la glándula tiroides. Hasta un 50% de la población puede tener uno pequeño en algún momento de su vida, aunque generalmente no se dan cuenta. Se desconoce su causa, pero con frecuencia se presentan en miembros de la misma familia. Alrededor del 95% de los nódulos tiroideos son benignos, sin embargo, hasta el 5% puede ser un cáncer de tiroides.  

¿Qué se debe hacer si una persona piensa que tiene un nódulo tiroideo?

Debe consultar a un endocrinólogo para que la examine y le solicite los estudios de sangre e imágenes necesarios para el diagnóstico y posible tratamiento.

Diagnóstico y Procedimientos de los nódulos tiroideos

Todo paciente que presente nódulo tiroideo requiere de un análisis de sangre para medir los niveles de hormonas TSH, T4L, T3 y T4, y de una ecografía a la tiroides.  

Procedimientos

  • Ecografía de tiroides: Para realizar este examen, el médico radiólogo coloca un transductor suavemente sobre el cuello, lo que permite obtener imágenes de alta precisión para caracterizar los nódulos tiroideos. Es el primer paso y probablemente el más importante en el estudio.
  • Punción biopsia con aguja fina de nódulo tiroideo: Consiste en la obtención de diminutos fragmentos de un nódulo sospechoso, mediante la aspiración con aguja fina (la misma utilizada para la extracción de sangre en exámenes), que se realiza bajo visión ecográfica simultánea. Posteriormente estos son estudiados bajo el microscopio por patólogos expertos. Es de gran utilidad para precisar si el nódulo es benigno o maligno cuando la ecografía no es concluyente.
  • Ecografía de etapificación cervical: Es una ecografía especialmente realizada para examinar los ganglios linfáticos del cuello en todo paciente que será sometido a cirugía por cáncer de tiroides. Con este examen el cirujano puede planificar si es necesaria la resección de ganglios durante la intervención quirúrgica.

EQUIPO MÉDICO

Dr. Gonzalo Rossel De La Maza

Médico Cirujano, Universidad de los Andes

Especialización:

  • Cirugía de Cabeza y Cuello

Dr. Kuen Shiou Lee Chen

Médico Cirujano, Universidad de Chile

Especialización:

  • Cirugía de Cabeza y Cuello
  • Cirugía Plástica Facial y Reconstructiva

Dr. Marcelo Salvatierra Ibara

Médico Cirujano, Universidad de Chile

Especialización:

  • Cirugía de Cabeza y Cuello