Ingresa tus datos y responderemos las dudas que tengas

Selecciona un horario para ser contactado

¡Tu información ha sido enviada con éxito!

Pronto serás contactado por uno de nuestros ejecutivos

Cálculos Renales

¿Qué es la litiasis renal?

La litiasis renal o cálculos renales consisten en la aparición de piedras en la vía urinaria. Se trata de una enfermedad metabólica crónica, que se inicia con pequeños cristales que pueden eliminarse de forma espontánea e indolora, o crecer y transformarse en grandes piedras, generando trastornos en el funcionamiento y equilibrio renal. Esta patología es una de las afecciones sanitarias más comunes en la sociedad actual. El aumento de su incidencia es multifactorial y sus implicancias médicas son graves, pudiendo progresar a enfermedad renal crónica en los casos más severos y deteriorar la calidad de vida de los pacientes.

También infórmate de:

Asintomática: La enfermedad litiásica puede estar presente de forma asintomática y diagnosticarse por exámenes de imágenes realizados por otras causas. En estos pacientes se debe evaluar su riesgo de progresión clínica y factores metabólicos. En aquellos casos de bajo riesgo, con piedras pequeñas y no obstructivas, por lo general, se realiza manejo expectante y seguimiento. En otras oportunidades, aunque la piedra no genere dolor o infecciones, se decide tratar de forma preventiva para evitar futuras complicaciones.

Sintomática: A grandes rasgos, los cálculos renales pueden generar dolor (el llamado cólico renal), producto del descenso de una piedra por los conductos urinarios. También pueden producir hematuria (sangre en la orina) o infecciones urinarias. El cólico renal es la presentación clínica más característica de la litiasis urinaria. Éste se traduce en una obstrucción de la vía urinaria, que genera un aumento de la presión intracavitaria, con la consiguiente distensión de la cápsula renal, lo cual se trasmite a los centros superiores del dolor. Las principales características del cólico renal son:
  • Dolor muy intenso, que puede requerir incluso de analgesia endovenosa.
  • Inicio del dolor de forma abrupta, que típicamente aumenta y disminuye de intensidad según el avance del cálculo, lo que le da el carácter de cólico.
  • Irradiación del dolor, clásicamente de forma descendente, desde la fosa renal hacia lateral, ventral y distal, pudiendo llegar hasta el testículo (en el hombre) o labio mayor vaginal (en la mujer).
La litiasis renal o cálculos renales consisten en la aparición de piedras en la vía urinaria. La enfermedad se inicia con pequeños cristales que pueden eliminarse de forma espontánea e indolora, o crecer y transformarse en grandes piedras, generando trastornos en el funcionamiento y equilibrio renal. Esta patología es una de las afecciones sanitarias más comunes en la sociedad actual. El aumento de su incidencia es multifactorial y sus implicancias médicas son graves, pudiendo progresar a enfermedad renal crónica en los casos más severos y deteriorar la calidad de vida de los pacientes.
  1. Litotripsia extracorpórea (LEC): técnica de fragmentación de cálculos a través de ondas de choque de alta energía guiadas hacia estos, a través de fluoroscopio o ecografía. Es una técnica efectiva en pacientes escogidos. Factores que pueden afectar el éxito de la LEC están relacionados, por una parte, a las características de la piedra, como su diámetro, densidad y composición, y, por otra parte, con factores propios del paciente, como la anatomía renal y presencia de obesidad. En relación a las complicaciones, la más frecuente es la persistencia de fragmentos litiásicos, que pueden obstruir la vía urinaria y/o requerir un segundo procedimiento. La LEC se encuentra contraindicada en pacientes embarazadas o en quienes presentan coagulopatías no tratadas, infecciones activas, arterosclerosis, aneurisma de la arteria renal y/o de la aorta abdominal.

  2. Nefrolitotomía percutánea (NLP): procedimiento escogido en cálculos complejos y de gran tamaño, en el cual se crea un trayecto percutáneo desde la zona lumbar o torácica hasta uno de los cálices renales, bajo visión fluoroscópica y/o ecográfica. Luego se introduce el nefroscopio, instrumento que permite visualizar el interior del sistema colector renal, en donde se localiza y desintegra el cálculo mediante distintas técnicas (ultrasonido, láser, neumático, etc.) para posteriormente remover dichos fragmentos. La complicación más frecuente de la NLP es el sangrado renal e infecciones. La principal ventaja de este procedimiento, versus la cirugía abierta, es la menor tasa de complicaciones, debido a que corresponde a una técnica mínimamente invasiva.

  3. Ureteroscopía: método endoscópico que utiliza el ureterorrenoscopio, instrumento que puede ser semirrígido o flexible, compuesto por una cámara y un canal de trabajo, con el fin de visualizar el cálculo, extraerlo o fragmentarlo con láser. La ureteroscopía se puede utilizar para tratar cálculos intrarrenales y ureterales en toda su extensión. En la actualidad, con la masificación de ureterorrenoscopios flexibles (reutilizables y descartables), se ha incrementado su uso para el tratamiento de cálculos ureterales proximales y renales de distintos tamaños. Esta técnica tiene buena tasa de éxito y una baja incidencia de complicaciones (menor al 5%).

  4. Cirugía abierta: menos del 1% de los pacientes con cálculos renales son intervenidos mediante cirugía abierta, debido a la disponibilidad de procedimientos endourológicos menos invasivos. Actualmente, esta opción podría ser considerada para el manejo de cálculos complejos, cuyo tratamiento endourológico primario fracasa o, bien, porque no se dispone de dichas técnicas en el respectivo centro de atención. Las potenciales complicaciones de la cirugía abierta incluyen extravasación de orina, hemorragia y deterioro de la función renal, infección de herida operatoria, entre otras.
Si bien existe un componente genético hereditario que influye en su aparición y severidad, aspectos ambientales como el Índice de Masa Corporal (IMC), la hidratación, el consumo de proteínas animales o sal en exceso, influyen en la evolución del cuadro. Por ello, la forma integral para enfrentar esta enfermedad es a través de la prevención:
  • Primaria: En paciente que no tiene litiasis ni ha padecido de síntomas relacionados con cálculos renales, pero tiene antecedentes familiares.
  • Secundaria: En paciente con la patología o que ha tenido episodios clínicos relacionados a cálculos renales.
  • Terciaria: En paciente que ha requerido tratamientos quirúrgicos por enfermedad litiásica.
Dentro de las medidas preventivas generales están:
    • Hidratación: Uno de los aspectos que más impactan en la formación y recurrencia de cálculos renales es la concentración urinaria. La baja ingesta de líquido genera una orina más concentrada, con mayor cantidad de elementos que tenderán a la formación de cálculos. Es recomendable orinar entre 2 – 2,5 litros de orina al día, lo que dependerá principalmente de la ingesta, pero también de las pérdidas insensibles. Por esta razón, en ambientes o climas cálidos y en trabajos expuestos a altas temperaturas, o en deportistas, se deben tomar precauciones especiales respecto a la ingesta de líquidos durante el día.
    • Dieta equilibrada: Ingerir de forma balanceada lácteos o productos que contienen calcio, disminuir el consumo de proteínas animales, reducir el aporte de sal, evitar el exceso de frutos secos, espinacas, acelgas, berenjenas, coliflor, apio, sopa de tomates, frutillas, chocolate y granos enteros, regular el consumo de vitamina C y aumentar la ingesta de jugo de frutas como la naranja y el limón, que poseen altos niveles de citrato y magnesio que protegen la vía urinaria y ayudan a evitar la cristalización de elementos que generan cálculos.
    • Ejercicio y hábitos de vida saludable: Realizar actividad física de forma frecuente, cuidando la hidratación, y evitar una vida sedentaria aportará de forma multifactorial a la salud renal y general.

PROGRAMAS DE SALUD: PASO A PASO

Paso 1

Reserva tu hora

Reserva tu primera evaluación médica con uno de nuestros especialistas AQUÍ

Paso 2

Consulta médica y exámenes preoperatorios

El cirujano te solicitará diversos exámenes (análisis de laboratorio, evaluación preanestésica, entre otros) para ver tu condición inicial de salud y descartar cualquier factor de riesgo que contraindique la intervención. Con los resultados de tus exámenes se fijará el día de la intervención, considerando tiempo de recuperación y resultados esperados.

Paso 3

Cotiza y arma el presupuesto a tu medida

Con la indicación médica, podrás solicitar un presupuesto de tu cirugía y ver qué coberturas otorgan tus aseguradores de salud.

Paso 4

Cirugía

La intervención se realiza con anestesia general y su duración depende de la técnica seleccionada por el médico, según el tamaño y tipo de cálculo renal.

Paso 5

Control postoperatorio

Luego del alta médica deberás asistir a 1 control postoperatorio en el que el médico analizará el resultado de la cirugía y tu recuperación.

Si tienes dudas, inscríbete y pide más información AQUÍ.

EQUIPO MÉDICO

Dr. Felipe Águila Barrera

Médico Cirujano, Universidad Católica del Maule

Especialización:

  • Urología

Dr. Marcos Enriquez Digoy

Médico Cirujano, Universidad De Chile

Especialización:

  • Urología

Dr. Carlos Bejarano Beltran

Médico cirujano, Universidad Nacional de Colombia

Especialización:

  • Urología
  • Urología Infantil

Dr. Enrique Elías Echaurren

Médico cirujano, Universidad de Santiago de Chile

Especialización:

  • Urología

Dr. Walter Candia Godoy

Médico cirujano, Universidad de Chile

Especialización:

  • Urología
  • Unidad de Oncología

Dr. Mauricio Olea Contreras

Médico cirujano, Universidad de Chile

Especialización:

  • Urología

Dr. Juan Carlos Frías Jullian

Médico cirujano, Universidad de Chile

Especialización:

  • Urología
  • Unidad de Oncología

Dr. Hernán Ramírez Geissbuhler

Médico cirujano, Universidad de Chile

Especialización:

  • Urología

Dr. Ari Fuhrmann Gerszencveig

Médico cirujano, Universidad de Chile

Especialización:

  • Urología

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*Todos los campos son obligatorios.

Prontamente recibirás información de nuestra clínica “ debe aparecer cuando la persona envía sus datos.¡Gracias!