Protege tus ojos del sol este verano

Publicado el 8 de Enero, 2018
Clinica-Vespucio-Proteger-los-ojos-del-sol

El incremento de la radiación solar en esta época es el peor enemigo para los ojos, provocando daños irreversibles en la visión y en los párpados.

 

Ya sea en la playa, en la piscina o caminando por la calle. Durante el verano, la exposición al sol parece inevitable y sus efectos adversos no solo se pueden notar en la piel, sino también en los ojos.

“La radiación ultravioleta causa daños en distintas estructuras del globo ocular, llegando de forma directa e indirecta, al reflejarse como un espejo en superficies como la arena, el agua y la nieve”, explica el oftalmólogo de Clínica Vespucio, Dr. Francisco Alonso.

Las personas se deben proteger los ojos durante todo el año. Sin embargo, hay situaciones –como la exposición al sol en la playa– en las que debemos ser aún más cuidadosos. “Lo mismo ocurre cuando vamos a la montaña; la altura aumenta el riesgo y es común encontrarse con pacientes que sufren de queratitis actínicas o inflamación de la córnea, muy dolorosas y evitables con anteojos de buena calidad”, asegura el especialista.

¿Cómo elegir los lentes de sol correctos?

Es importante usar anteojos oscuros que tengan una buena cobertura frontal y lateral. “Para condiciones extremas –como la altura, la nieve y la playa– se recomiendan lentes espejados, polarizados y más curvos para que protejan mejor los costados”, afirma el oftalmólogo.

Además, debemos fijarnos en que tengan protección contra los rayos ultravioleta (UV). “Generalmente, los lentes tienen un instructivo con sus características y consejos de uso, pues dependiendo de la actividad que realicemos y del riesgo que ésta tenga, hay distintas recomendaciones de filtro UV”, explica el doctor Alonso. En actividades de mayor exposición, se requerirá mayor filtro.

Problemas oculares por daño solar

Si no protegemos nuestros ojos del sol, los riesgos van desde la pérdida de visión temporal hasta diversas patologías que, dependiendo de la gravedad de la exposición, pueden provocar una lesión permanente. Entre ellas están:

  • Queratitis actínicas (inflamación de la córnea).
  • Pterigión (crecimiento anormal de tejido de la conjuntiva, que es el tejido fino y transparente que cubre la superficie externa del ojo).
  • Catarata (nubosidad parcial o total del ojo).
  • Neoplasias conjuntivales (tumores).
Médico: Dr. Francisco Alonso Neumann
Especialidad: Oftalmología