Glaucoma: Detectarlo a tiempo es clave

Publicado el 5 de Abril, 2019
Detección temprana de Glaucoma es clave

Según la Sociedad Chilena de Oftalmología (SOCHIOF), esta enfermedad afecta del 1 al 3% de la población mayor de 40 años y el riesgo aumenta con la edad. En la actualidad ya es la primera causa de ceguera irreversible a nivel mundial, por lo cual el diagnóstico precoz es fundamental.

¿Te has imaginado cómo sería tu vida si paulatinamente perdieras la capacidad de ver? Esto es lo que ocurre cuando el glaucoma aparece, afectando en un principio solo a la visión periférica, por lo que no se producen síntomas que alerten a quien lo sufre. De hecho, según la Sociedad Chilena de Oftalmología (SOCHIOF), se calcula que entre la mitad y dos tercios de los pacientes con glaucoma no saben que lo padecen.

El doctor Juan Enrique Becker, oftalmólogo de Clínica Vespucio, explica que “esta enfermedad produce un daño progresivo e irreversible del nervio óptico, que es como el cable encargado de transmitir la información desde el ojo al cerebro donde se producen realmente las imágenes que vemos. Esto hace que el paciente pierda progresivamente el campo visual (visión del entorno) con riesgo de llevarlo a la ceguera irreversible”.

Una enfermedad a ciegas

El glaucoma, en general, no produce síntomas ni molestias en sus etapas iniciales, por lo que el paciente habitualmente no percibe que ha ido perdiendo su visión hasta que ya es demasiado tarde. Al ser una patología asintomática “solo se detecta en aquellos pacientes que acuden a controles habituales con su oftalmólogo y se realizan exámenes de rutina como la tonometría y la perimetría (examen de campo visual)”, advierte el especialista.

¿Quiénes están riesgo?

El glaucoma puede afectar a todos, pero son más susceptibles de padecerlo quienes presentan uno o más de los siguientes factores de riesgo:
• Poseer presión intraocular elevada
• Tener más de 45 años
• Poseer familiares con glaucoma o sin visión en un ojo por causa desconocida
• Padecer hipertensión arterial y diabetes
• Tener antecedentes de desprendimiento de retina o trauma ocular

Cómo se trata

El doctor Becker comenta que “para tratar el glaucoma se utilizan gotas o colirios cuya finalidad es disminuir la producción de humor acuoso (líquido), o bien, facilitar su salida del globo ocular. En algunos casos, se puede utilizar un tratamiento con láser para disminuir la presión intraocular. Sólo cuando la presión no se controla adecuadamente con colirios, láser o con la combinación de ambos, se recurre a la cirugía”, afirma.

Médico: Dr. Juan Enrique Becker Oltra
Especialidad: Oftalmología

Newsletter

Suscríbete y entérate sobre beneficios, campañas y tendencias en salud.

*Todos los campos son obligatorios.

Gracias, ya eres parte de nuestro Newsletter.