¿Cómo tratar la vejiga hiperactiva?

Publicado el 26 de Diciembre, 2019
Vejiga-hiperactiva

Este molesto e incómodo síndrome, que provoca una necesidad por orinar urgente y muchas veces incontrolable, tiene solución. A veces basta con un cambio en los hábitos y estilo de vida del paciente. Otros casos requerirán ayuda farmacológica y/o intervenciones quirúrgicas.

La vejiga hiperactiva puede presentarse a cualquier edad, desde niños con maduración tardía del sistema nervioso central, con o sin alteraciones de la anatomía de la vía urinaria, hasta llegar a una prevalencia en adultos sobre los 40 años, hombres y mujeres, que bordea un 20%, dado que, producto del envejecimiento, se van sumando otros factores que la pueden condicionar.

Lo primero que hay que hacer para tratar esta enfermedad correctamente, es descartar que su origen tenga relación con otras patologías, ya que, en ese caso, el tratamiento se enfoca más en esa condición de base que en la vejiga hiperactiva.

“El examen específico para su estudio es la urodinamia, la cual tiene por objeto reproducir los síntomas del paciente mediante un llene artificial de la vejiga, evaluando si se producen contracciones del músculo vesical no mediadas por la voluntad”, detalla el urólogo de Clínica Vespucio, Dr. Mauricio Olea.

¿Qué tratamientos existen hoy?

“Lo primero es hacer un buen análisis de cada caso. Luego de eso, el médico tendrá que determinar cuál es mejor camino para tratar la vejiga hiperactiva. Todos los pacientes son distintos, por lo que, al igual que un sastre, el tratamiento debiese enfocarse como un traje a la medida. Es importante que el paciente realice una cartilla miccional, es decir, que lleve un registro de cada episodio en que orina, anotando la hora, el volumen vaciado y la ingesta de líquidos, para tener una base sobre la cual ir monitoreando el tratamiento”, señala el especialista.

Luego, se recomiendan otros tratamientos, que van desde cambios de hábitos hasta intervenciones quirúrgicas de mayor complejidad:

  • Terapias de comportamiento: estas se refieren a un compromiso del paciente, dado que necesitan de toda su voluntad, porque son medidas generales que apuntan a cambios radicales en el estilo de vida y conducentes a bajar de peso, si el paciente lo requiere; evitar consumo de bebidas que estimulen la producción de orina (que contienen cafeína, gaseosas, cerveza), control de ingesta de líquidos, manejo del estreñimiento y dejar de fumar.
  • Terapia kinesiológica: consiste en el fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico mediante ejercicios específicos y regulación de reflejos a través de neuromodulación. Esto último corresponde a la aplicación de una corriente de baja frecuencia cerca de un nervio periférico, el tibial posterior, el cual tiene su origen en las mismas raíces nerviosas que generan el estímulo del músculo de la vejiga. 
  • Terapia farmacológica: está destinada a inhibir la contracción del músculo vesical. Los medicamentos que se utilizan tradicionalmente son de la familia de los antimuscarínicos, si no existe contraindicación de acuerdo con la evaluación médica. No obstante, si bien muchos pacientes pueden tener respuesta satisfactoria a estos remedios, se asocian a ellos efectos adversos, como sequedad de boca, ocular y estreñimiento, los que pueden provocar el abandono de la terapia.
  • Tratamiento con bótox: consiste en la administración de toxina botulínica directamente en la vejiga mediante un procedimiento endoscópico. Esta terapia, si bien puede mejorar los síntomas, tiene una duración acotada que va entre seis y nueve meses, tras lo cual habría que volver a aplicarla.
  • Tratamiento quirúrgico con neuromodulador de raíces sacras: utiliza un generador de impulsos implantable para solucionar el problema.
Médico: Dr. Mauricio Olea Contreras
Especialidad: Urología

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*Todos los campos son obligatorios.

Prontamente recibirás información de nuestra clínica “ debe aparecer cuando la persona envía sus datos.¡Gracias!