Reserva de horas - mesa central 2 2470 7000

Hiperhidrosis: Sudoración Excesiva

Sudoración Excesiva Hiperhidrosis

La sudoración excesiva trae consigo muchos otros problemas que producen aislamiento hasta evitar la actividad social. Las personas que la padecen muchas veces no se atreven a dar la mano o a acercarse a otras personas, ni besar porque el sudor puede ser axilar, palmar, plantar, de la cabeza e incluso estar permanentemente en la cara.

¿Qué es la Hiperhidrosis?

La Hiperhidrosis es una enfermedad producida por un trastorno del sistema nervioso autónomo simpático, que regula la función de las glándulas sudoríparas. La sudoración excesiva puede afectar mucho la calidad de vida de las personas, incluso provocando aislamiento social e inseguridad.

Diagnóstico

La Hiperhidrosis suele verse desde una perspectiva dermatológica, aunque las causas aún son indeterminadas, la principal manifestación es la sudoración excesiva. El Dr. Fernando Benavides, jefe del programa de Cirugía de Tórax de Clínica Vespucio explica que “aunque a primera vista puede parecer una enfermedad benigna, en casos extremos puede provocar hongos, descamación de la piel, mal olor, irritación y pigmentación de la piel. Finalmente, afecta todos los ámbitos de la vida de las personas, e incluso puede inhabilitarlos en algunas tareas”.

Con análisis de sangre y exámenes de laboratorio se puede determinar qué produce la hiperhidrosis y cómo se debe tratar, si hay una alteración en el sistema nervioso autónomo, o problemas a la tiroides o si los niveles de glucosa en la sangre son anormales.

Diversos tratamientos para la sudoración excesiva

Si bien aún no hay claridad de la causa principal de esta patología, hay algunas medidas de prevención que se pueden realizar. Lo primero que el médico recomienda es usar prendas frescas y de materiales que repelen el sudor. Además evitar el consumo de alcohol, café, té, tabaco y alimentos picantes, ya que estimulan la producción de sudor.

Para superar esta patología, hay diversos procedimientos que pueden ayudar a disminuir o incluso eliminar la transpiración por completo. Tales tratamientos pueden ir desde soluciones tópicas –en primera instancia-, uso de botox, la aplicación de corriente galvánica en las zonas afectadas (Iontoforesis), aplicación de láser hasta la indicación quirúrgica.

En Clínica Vespucio el programa de Cirugía de Tórax realiza la cirugía Simpatectomía Videotoracoscópica, cirugía que supera de manera inmediata la sudoración excesiva.

¿Qué es la Simpatectomía Videotoracoscópica?

Es una intervención quirúrgica que se realiza con anestesia general, dura entre 40 minutos a 1 hora, y en ella se realizan dos pequeñas incisiones en las axilas por donde se introduce la cámara de fibra óptica laparoscópica y un bisturí ultrasónico para localizar el sector de la cadena de ganglios neuronales en la zona torácica alta, lo que permite seccionar la comunicación entre ganglios simpáticos superiores para interrumpir el estímulo que va a las glándulas sudoríparas.

El Dr. Benavides explica que esta intervención “logra la desconexión de las glándulas sudoríparas de su inervación, mediante la resección y/o sección de la cadena simpática torácica”.
Esta cirugía se reserva para pacientes con un grado moderado a severo de la enfermedad y para aquellos que no obtuvieron resultados con los métodos mencionados anteriormente.

Se privilegia a pacientes con buenas condiciones de salud, ya que las enfermedades crónicas aumentan el riesgo de cualquier cirugía. En pacientes obesos es más complejo encontrar la cadena nerviosa y la sudoración excesiva puede tener otras causas por edad, peso corporal, trastornos hormonales, etc. Todo esto debe ser evaluado por el equipo médico a través de exámenes preoperatorios.
¿Por qué la cirugía es una buena solución?

La Simpatectomía tiene buenos resultados que son medibles en términos de mejoría de la calidad de vida del paciente, recuperando su confianza y seguridad.

El procedimiento tiene una satisfacción de entre un 80% en la cara y un 98% en las manos. Asimismo, el Dr. Benavides explica que es mínimamente invasivo, rápido, seguro y la mejoría es inmediata, por lo que los pacientes son dados de alta al día siguiente.

Es fundamental que el médico tratante antes de la cirugía converse con su paciente sobre los resultados esperados, así como sus efectos secundarios, porque en algunos casos la sudoración busca ser secretada por otras zonas del cuerpo como espalda, estómago o piernas.

La intervención casi no deja cicatrices, es mínimamente invasiva, rápida, segura y la mejoría es inmediata. Esta intervención cuenta con bonificación de seguros de salud y arancel de FONASA.

Reserva hora con los doctores Fernando Benavides o José Ignacio Ortega del Programa de Cirugía de Tórax RESERVA AQUÍ