Un Halloween saludable y entretenido

Publicado el 28 de Octubre, 2020
Child’s basket with sweets and protective face mask on Halloween in autumn

En el contexto de pandemia actual, la víspera del Día de Todos Los Santos el próximo 31 de octubre será distinta, pero no menos importante para los niños que disfrutan disfrazarse en “Noche de Brujas”. En este artículo, te damos algunos consejos para que tus hijos celebren con moderación y cuidado.

Este Halloween sin duda será distinto: con mascarillas, distanciamiento físico y abundante alcohol gel. No obstante, seguirá siendo una colorida “fiesta del terror”, en la cual los niños suelen aumentar mucho su ingesta de golosinas, por lo que es bueno tomar algunos recaudos para evitar complicaciones derivadas del excesivo consumo de azúcares, colorantes y sodio en los alimentos procesados.

Cuidado con el exceso de azúcar

Los especialistas advierten que los riesgos están más bien asociados a que los azúcares se metabolizan más rápido en los niños. Además, son carbohidratos adicionales, que provocan problemas de tránsito intestinal, cambios en el comportamiento, hiperactividad, caries dentales, entre otros. Junto con esto, los alimentos procesados como las golosinas tienen mayor adición de azúcar y sal, por lo que sus efectos pueden prolongarse en el tiempo.

Al respecto, Patricia Torres, nutricionista de Clínica Vespucio, entrega algunas recomendaciones para padres, que pueden ayudar a que los más pequeños disfruten esta “Noche de Brujas” sin comprometer su salud:

  • Complementar la celebración con actividades recreativas que involucren uso de lápices y libros para colorear, masitas, plasticinas, etc. Revisar que estos útiles no sean tóxicos e indiquen claramente su composición y fecha de vencimiento.
  • Compartir en familia haciendo preparaciones saludables para reemplazar los dulces. Ejemplos: Brochetas de frutas, yogurt helado y jaleas de formas entretenidas.
  • Fraccionar y moderar el consumo de dulces en los niños y disminuir la ingesta de otros alimentos que adicionan azúcar, como bebidas gaseosas, galletas, chocolates o helados.
  • Si es posible, celebrar Halloween más temprano y al aire libre, de manera de estimular en los niños el gasto energético y la actividad física para suplir el aporte calórico de las golosinas.
  • Mirar bien las etiquetas al comprar dulces, ya que hay algunos que además de azúcar contienen grasas saturadas. Es importante elegir siempre golosinas con menos calorías.
  • No asociar los dulces a una recompensa o premio. Los niños son muy receptivos y podrían ver esto como algo positivo o habitual, por lo que luego costará más restringir su consumo.
  • Desechar todos los obsequios o golosinas que no tengan información clara de su composición.
  • Compartir con tus hijos recetas novedosas alusivas a esta fiesta. Los alimentos como frutas y verduras aportan muchos colores que podrían ayudarnos a evitar colorantes artificiales para hacer figuras, tales comos: zapallo, zanahoria, palmitos, pimentón, tomate, mostaza, curry, aceitunas, zapallo italiano, ciboulette, palta, frutillas, arándanos, moras y uvas.

Sólo tres dulces, en promedio, equivalen al 10% del azúcar que un niño requiere al día.

Médico: Patricia Torres Torres
Especialidad: Nutrición Adulto

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*Todos los campos son obligatorios.

Prontamente recibirás información de nuestra clínica “ debe aparecer cuando la persona envía sus datos.¡Gracias!