Entrada a clases: Cómo escoger el calzado y la mochila adecuada para tu hijo

Publicado el 3 de Febrero, 2017
Entrada a clases_ Cómo escoger el calzado y la mochila adecuada para tu hijo

El regreso a clases conlleva a una serie de preocupaciones por parte de los padres, porque más allá de los útiles escolares, el nuevo período escolar implica muchas veces la renovación de ropa, zapatos y accesorios indispensables para el inicio de esta etapa. El traumatólogo de Clínica Vespucio, Dr. Gonzalo Kameid, se refiere al zapato y el bolso más apto para los estudiantes, con el fin de evitar alteraciones que podrían afectar a la columna vertebral y extremidades de niños y adolescentes.

La temporada estival suele pasar más rápido de lo que se piensa y ante este panorama lo importante es anticiparse a las preocupaciones relacionadas con el inicio de clases, como por ejemplo la compra del atuendo escolar. Por lo anterior y para evitar problemas en la salud del escolar, se debe poner especial atención al momento de adquirir la mochila y el zapato. El doctor Gonzalo Kameid, de Clínica Vespucio, sostiene que “el calzado debe ser cómodo y resistente, considerando todas las actividades que realizan durante el año”.

Si de mochilas se trata, existen diversas opciones en el mercado, tanto en tamaño como en diseño, que las hace atractivas a los ojos de los más pequeños; sin embargo, es importante orientar al escolar en la elección de este accesorio. Por esta razón, el doctor Kameid advierte que “ésta debe ser acorde a la estatura del estudiante y lo ideal es que no exceda entre el 10% y 15% del peso corporal de la persona”.

Cómo escoger el zapato adecuado

La elección de un buen calzado involucra tomar en cuenta varios aspectos que son cruciales para prevenir lesiones como torceduras y callosidades por la mala calidad de éste. En este contexto, el traumatólogo de Clínica Vespucio, Dr. Gonzalo Kameid, explica que el zapato debe ser firme pero no rígido y para evitar cualquier anomalía, siempre es aconsejable elegir uno que “en lo posible sea ancho en la parte delantera, con el propósito de evitar deformidades de los dedos y que el pie quede bien apoyado”.

El especialista entrega más recomendaciones respecto de la elección del calzado:

• En cuanto al material, lo ideal es que sea confeccionado con materiales suaves y respirables. Dentro de esos, el cuero es una de las mejores opciones.
• En relación a la suela, lo ideal es un zapato blando y que se adhiera bien al piso, con el fin de reducir el riesgo de caídas y lesiones.
• Se deben evitar las plataformas y tacos, ya que facilitan la posibilidad de sufrir una torcedura o esguince. Asimismo, producen cargas disparejas en el pie que pueden ocasionar dolor y posteriormente deformidades.
• Es importante probar el zapato con los calcetines puestos y fijarse que haya un espacio de entre 0,5 y 1,5 centímetros entre el dedo más largo y el calzado. Presiona la punta por la parte superior para ver si los dedos la rozan y si es así, el zapato es demasiado pequeño.
• El mejor momento para probar el calzado es al final del día, cuando los pies del niño están más hinchados. Es recomendable ponerse de pie, para que cargue su peso sobre los dos pies.

La mochila ideal para llevar al colegio

La elección del bolso, en la mayoría de los casos suele ser responsabilidad de los escolares, que muchas veces eligen de acuerdo a la moda o a los personajes infantiles del momento. Más allá del diseño, el traumatólogo de Clínica Vespucio, Dr. Gonzalo Kameid, advierte que “lo importante es elegir una mochila que se apoye bien en la zona lumbar y que sea cómoda para transportarla”.

El doctor Kameid, entrega algunos consejos adicionales antes de comprar la mochila:
• Es importante que los padres chequeen los útiles y materiales que llevan los escolares, con el fin de evitar peso innecesario. Se debe tener en cuenta, que la forma de cargar una mochila hace que varíe la comodidad, por lo que la recomendación es dejar la mayor parte del peso en la parte baja de ésta.
• Las correas deben ser acolchadas y suficientemente largas para adaptarlas a la altura del escolar, dejando la zona de apoyo a nivel lumbar. Por lo que será esencial que cuenten con hebillas reguladoras de material resistente.
• La mochila no debe exceder el tamaño de la espalda del niño.
• Se recomienda que el bolso tenga un refuerzo acolchado en la zona que pega con la espalda, para aportar firmeza y sujetar mejor el peso.
• Si el escolar transporta mucho peso a diario, se aconseja el uso de mochilas con ruedas.

Médico: Dr. Gonzalo Kameid Zapata
Especialidad: Traumatología y Ortopedia Infantil