Colaciones saludables: Descubre cómo ayudan a mejorar el rendimiento de tus hijos

Publicado el 14 de Marzo, 2017

Los altos índices de obesidad infantil en Chile son un claro reflejo de que los niños y adolescentes no tienen una alimentación balanceada. La nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, se refiere a las colaciones saludables y la importancia de un buen desayuno que cubra las necesidades nutritivas de un niño en etapa escolar.

El consumo excesivo de hidratos de carbono, alimentos altos en grasa, azúcar y sal, lideran las preferencias de las personas, especialmente de niños y adolescentes. Según el último estudio del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), nuestro país se ubica en el sexto lugar mundial en obesidad infantil y ocupa el primer puesto en América Latina.

La nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, señala que, con tales indicadores y con el propósito de frenar esta tendencia, es esencial que los padres motiven el consumo de alimentos que aporten los nutrientes esenciales para el correcto desarrollo y crecimiento del niño.

Una colación saludable es el complemento perfecto si el escolar consume un buen desayuno, que contenga leche, cereales, fruta (entera, picada o en jugo) y alguna proteína, como la pechuga o el jamón de pavo. La nutricionista explica que “la primera comida del día es importante porque reactiva la función cerebral y aporta los nutrientes necesarios para que el niño pueda enfrentar adecuadamente la jornada escolar”.

Al respecto, la especialista sostiene que desde el desayuno hasta la colación no deben transcurrir más de cuatro horas y en este contexto, es importante que los padres puedan orientar a los niños en la elección del snack. También, es fundamental enseñarles los beneficios de una merienda saludable y que aprendan a diferenciar qué tipo de alimentos deben consumir y cuáles hay que evitar, concientizándolos de los riesgos a mediano y largo plazo, que implica la ingesta de comidas altas en grasas, azúcar y sal.

En cuanto a la colación, ésta dependerá de la edad del escolar. La experta de Clínica Vespucio dice que los niños, entre los 3 y 4 años, deben consumir una pequeña colación que no sobrepase las 100 calorías. En el caso de los más grandes, se recomienda un snack de alrededor de 150 calorías, y para los adolescentes, lo ideal es una que contenga cerca de 200 calorías.

Así, una “colación saludable” debe incluir un alto contenido de fibra, vitamina A y C, calcio y hierro; por lo que se aconseja incorporar frutas de la estación; sándwich de pan integral con palta, jamón, quesillo, ricota o pollo; yogurt y leches bajas en grasas, barras de cereal y jugos de frutas naturales.

A continuación, la nutricionista de Clínica Vespucio, Paulina Mella, entrega una tabla de recomendaciones de snack saludables para llevar al colegio:

En niños de 2 a 5 años

Lunes: una fruta pequeña

Martes: Un lácteo descremado (cajita de leche con sabor o cultivada)

Miércoles: Palitos de zanahoria y apio

Jueves: Un puñado de frutos secos (almendras y nueces)

Viernes: Un pan de molde con huevo, palta o quesillo

Niños en educación básica

Lunes: Un envase de chips con fruta deshidratada y un yogurt pequeño descremado

Martes: Un envase de leche descremada con sabor y una fruta mediana

Miércoles: Una botella pequeña de jugo de fruta natural (sin azúcar adicionada) y ocho unidades de almendras o nueces

Jueves: ½ taza de cereales y una fruta pequeña

Viernes: una rebanada de pan de molde con jamón de pavo y un envase pequeño de leche cultivada (sin grasa)

Adolescentes en enseñanza media

Lunes: Un yogurt bajo en grasas y 16 unidades de almendras o nueces

Martes: Una fruta grande (de la estación) y 40 gramos de pasas

Miércoles: Un envase de leche individual (descremada) y un sándwich (2 rebanadas) de pan integran con jamón de pavo

Jueves: 3 rollitos de pechuga de pavo (cocida o asada) y media taza de frutas de la estación

Viernes: Una barra de cereal y un yogurt descremado

 

Médico: Paulina Mella López
Especialidad: Nutrición