Gripe en embarazadas: los peligros de automedicarse

Publicado el 6 de Julio, 2016

En meses fríos, las mujeres que están esperando guagua son más propensas al contagio de virus debido a que su sistema inmunitario se encuentra debilitado. En este contexto, el ginecólogo de Clínica Vespucio, Dr. Raúl Tapia, nos entrega recomendaciones para evitar malestares durante esa etapa.

Aunque los peligros del otoño y el invierno que afectan a una futura mamá son los mismos que para el resto de la población, una mujer embarazada es más vulnerable a los riesgos de una infección producto de los cambios físicos y hormonales propios de su estado.

De acuerdo al ginecólogo de Clínica Vespucio, Dr. Raúl Tapia, con las bajas temperaturas aparece la enfermedad típica de la temporada: la gripe. Esta se acompaña por mucosidad, tos y fiebre. En este sentido, el especialista advierte que su transmisión principal es a través de la vía aérea, mediante gotitas de saliva que son originadas al hablar, toser o estornudar.

Otra enfermedad recurrente en la época invernal es el resfrío común, un cuadro infeccioso viral del aparato respiratorio. Su tratamiento sólo alivia los síntomas y no trata la enfermedad en sí. Es decir, el procedimiento busca aliviar la fiebre, cefalea y dolor muscular. “Si la paciente embarazada se encuentra obstruida debe usar broncodilatadores en inhaladores y, algunas veces, asociados a corticoides inhalatorios por periodos cortos de tiempo”, asegura el Dr. Tapia.

El ginecólogo de Clínica Vespucio, explica que en general se pueden usar fármacos como el paracetamol y, en contadas ocasiones, ketorolaco o ketoprofeno por períodos cortos de tiempo y pasadas las 14 semanas de gestación. En el caso de este último medicamento, se usa cuando los síntomas son muy severos e invalidantes.

“Las embarazadas no pueden tomar antigripales comunes que contengan pseudoefedrina y cafeína. Esto, debido a los efectos secundarios que puede provocar esta sustancia tales como vasoconstricción placentaria ─cuando se cierran los vasos sanguíneos de la placenta y deja de llegar sangre al feto─ y elevación de la presión arterial”, advierte el profesional, quien recomienda que una paciente que está embarazada y atraviesa un cuadro infeccioso, acuda al especialista para evaluar la condición fetal y evitar la automedicación.

Atención con estas recomendaciones
• Mantener una alimentación rica en frutas, verduras y proteínas, principalmente proteínas animales.
• La vitamina C es fundamental para un buen refuerzo de las mucosas, tanto nasal como bucal. Esta se puede obtener a través de cítricos como el limón, pomelo, naranja, mandarina y limas. La fruta que contiene mayor cantidad de vitamina C es el Kiwi.
• Vestirse en capas, ya que las embarazadas pueden tener momentos de sofoco o calores internos, por lo que recurrir a esta técnica es ideal para poder desabrigarse de acuerdo al contexto. Es importante además, evitar los cambios bruscos de temperatura.
• A pesar del frío, es importante no caer en el sedentarismo y realizar algún tipo de ejercicio o actividad física adecuada al periodo de gestación en el que se encuentra la mujer.

Médico: Dr. Raúl Tapia Crouchett
Especialidad: Ginecología y Obstetricia