Madres primerizas: cómo manejar la ansiedad

Publicado el 4 de Enero, 2017
Madres primerizas_ co¦ümo manejar la ansiedad

Preocupación, fatiga y estrés son parte de los sentimientos que pueden manifestar las mujeres que esperan la llegada de su primer hijo. De acuerdo a la psicóloga de Clínica Vespucio, Jessica Piña, es importante que los padres se preparen con anterioridad para este acontecimiento, de modo que puedan disfrutar de mejor manera el nacimiento de su primogénito.

La llegada de un nuevo integrante a la familia es, sin duda, una alegría para todo el entorno cercano. Sin embargo, en algunas ocasiones, se puede tornar una situación compleja, sobre todo cuando el nerviosismo se apodera de los padres.

Según la psicóloga de Clínica Vespucio, Jessica Piña, es importante que la ansiedad no exceda los límites. Para esto, la profesional recomienda dedicarse a los preparativos con anterioridad, no esperar a hacer las cosas a última hora, además de informarse sobre el proceso que se vivirá.

La especialista explica además, que es importante transmitir seguridad y tranquilidad al bebé, entendiendo que éste necesita de la contención materna. “Este apoyo sólo se logra cuando la madre es capaz de transmitir su presencia a través de la calma. Se trata de un proceso, en que los padres van aprendiendo conforme avanza la relación mamá/papá-hijo”, precisa.

En cuanto al entorno de la madre, Piña asegura que éste debe entregar protección. “El círculo cercano, positivo y contenedor es siempre importante. Le entrega seguridad a la mujer, además de hacer que se sienta comprendida y acompañada en este proceso”, advierte la psicóloga.

El rol del padre

De acuerdo a lo señalado por la psicóloga de Clínica Vespucio, es fundamental la participación activa del padre en el proceso de cuidado del recién nacido. “Es la manera más efectiva de generar relaciones de pareja y familiares estables. La presencia del padre es importante en la vida de los niños, por lo que es necesario que participen más activamente en las tareas del hogar y del cuidado de la guagua”, explica la profesional, quien indica que esto puede lograrse en la práctica, a través de la redistribución de las responsabilidades dentro de la casa, lo que, al mismo tiempo, permitirá que la madre pueda dedicar más tiempo a su hijo.


Atención con estas recomendaciones

• Pedir ayuda al entorno cercano en caso de ser necesario. Esto permitirá disminuir los niveles de ansiedad.
• Asistir a todas las citas con el pediatra, ya que es el especialista el que podrá resolver todas las dudas y permitirá bajar los niveles de nerviosismo.
• Aprovechar de dormir y descansar cuando el recién nacido lo haga.
• Mantener un pensamiento positivo y una actitud optimista; no se debe olvidar disfrutar de la experiencia.
• En caso de que los síntomas de ansiedad se prolonguen en el tiempo, se recomienda buscar ayuda profesional.

Médico: Jessica Piña Hermida
Especialidad: Psicología