Hugo Perry, sometido a una angioplastia coronaria: “Hoy hago mi vida normal”

Publicado el 6 de Septiembre, 2018
Hugo-Perry-testimonio

Un malestar súbito alertó a Hugo. La cercanía de su domicilio con Clínica Vespucio lo hizo decidir en minutos que no había tiempo que perder. Ingresó al Servicio de Urgencia y de inmediato supo que sufría un infarto agudo al miocardio, el que fue corregido mediante una angioplastia coronaria.

 

¿Qué problema específico de salud tuviste?

Esto sucedió el 30 de mayo pasado, cuando comencé a sentir un malestar inesperado, un dolor muy profundo en el pecho que atravesaba hacia la espalda. La verdad, en ese momento consideré que no era normal lo que me estaba pasando. Me encuentro una persona sana, generalmente practico gimnasia, tengo una dieta más o menos controlada, no con grandes excesos, pero tenía una condición de colesterol alto y, si bien me lo controlo siempre, en esta oportunidad dejé pasar mucho tiempo. Moraleja, reducir los tiempos de revisión para que no vuelva a ocurrir lo que me pasó.

¿Qué sucedió entonces?

Tuve una sensación bastante desagradable de náusea, casi al extremo de un desmayo. Fue de noche, no podía conciliar el sueño y tuve que pedir ayuda a mi hijo mayor. Considerando los síntomas mencionados y una revisión rápida en internet, me quedó claro que podía ser un infarto y tenía que llegar rápido a un servicio de urgencia.

¿Por qué Clínica Vespucio?

Yo tengo un plan preferente con otra institución de salud. Sin embargo, sabía que Clínica Vespucio había hecho una inversión importante en modernización, crecimiento y que también tenía un buen convenio preferente con mi Isapre. Además, vivo en La Florida y trasladarme a otro lugar me significaba, al menos, entre 25 minutos a media hora más.

¿Cuál fue el diagnóstico?

Ingresé a la Urgencia y, sin perder nunca el conocimiento, el médico de turno me dijo que estábamos en presencia de un infarto transmural agudo del miocardio en la pared inferior y, dentro de esa categoría, era algo delicado. Por lo tanto, se requería de intervención rápida. Se me confirmó el diagnóstico con los primeros exámenes e inmediatamente me prepararon y me explicaron cuál era el siguiente paso.

¿A qué procedimiento te sometieron?

Fue una angioplastia y tengo que decir que la atención fue de primer nivel. En términos bien simples, lo que hicieron fue llegar mediante un ducto que viaja por el brazo hasta el corazón, donde limpiaron la arteria obstruida, producto del colesterol acumulado.

¿Qué recomendaciones te entregaron después de la operación?

El Dr. Andrés Palma, cardiólogo, me armó un plan para lograr una recuperación óptima, que consiste en tratamiento kinesiológico y reformulación de la dieta, asistido por una nutricionista de la clínica. Además, debo controlarme de manera rigurosa, una vez al mes, los
niveles de colesterol. Hasta el momento, voy bien en todo y hoy hago mi vida normal.

¿Cómo calificarías la atención brindada por Clínica Vespucio?

El Dr. Palma lideró el equipo que me operó. En todo momento me sentí acompañado, todo salió sin mayor contratiempo y siempre supe lo que me estaban haciendo. La atención que recibí de Clínica Vespucio fue cien por ciento profesional, muy bien ejecutada, preocupada de todos los detalles de manera permanente y muy cercana. La clínica me hizo sentir muy a gusto y solo me preocupé de recuperarme bien para retomar mis actividades en el corto plazo. De verdad, me cambió la vida en todo sentido. Todas aquellas cosas en la vida que uno pasa de largo, ahora las valoro demasiado.

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*Todos los campos son obligatorios.

Prontamente recibirás información de nuestra clínica “ debe aparecer cuando la persona envía sus datos.¡Gracias!