Incontinencia urinaria masculina

Publicado el 25 de Febrero, 2020
Incontinencia-urinaria-masculina_BLOG

Si bien esta es una enfermedad prevalente en mujeres, incidiendo entre un 10% y un 40% en mayores de 40 años, también se da en hombres con un 10% de presencia en el mismo rango de edad. Pero hay que entender que sus causas son distintas en ambos sexos y, por ende, también sus tratamientos.

De acuerdo a lo explicado por el urólogo de Clínica Vespucio, Dr. Walter Candia, existen tres tipos de incontinencia urinaria:

  • Incontinencia urinaria por necesidad imperiosa de orinar: se vincula con enfermedades que pueden afectar la pared de la vejiga, es decir, mucosa y músculo vesical.
  • Escape de orina que se produce al realizar esfuerzos: está asociado a alguna alteración de los músculos que sostienen la vejiga y la uretra o aquellos que están involucrados en la contención de la orina, como es el caso del esfínter uretral.
  • Escape producido por rebosamiento o rebalse: se relaciona a patologías que impiden un vaciamiento adecuado de la vejiga. “Al estar tan llena, se produce salida por rebalse. Este es precisamente el tipo de incontinencia urinaria que se observa y relaciona, en gran medida, con patologías prostáticas”, señala el especialista.

“Cuando el escape de orina en los hombres se ocasiona por rebalse, habitualmente se debe a la presencia de hiperplasia prostática benigna, que es el agrandamiento de la glándula prostática, una afección frecuente a medida que los hombres envejecen y que provoca el bloqueo del flujo de orina de la vejiga. En otros casos de incontinencia urinaria, se da, por ejemplo, daño esfinteriano. La primera situación se resuelve mediante cirugía prostática y, en el segundo caso, habitualmente se puede colocar un esfínter artificial que emula el esfínter uretral que perdió su funcionalidad luego de una cirugía prostática oncológica”, detalla el urólogo de Clínica Vespucio.

¿El tratamiento en hombres es distinto al de las mujeres?

“En general, el tratamiento debe responder a la causa desencadenante. Por ejemplo, si el escape de orina se produce por una complicación de la radioterapia por cáncer de próstata o cáncer cérvico uterino, puede ser el mismo tratamiento o uno muy parecido. Pero si se debe a una cirugía ginecológica, está claro que no será el mismo para un hombre”, explica el especialista.  

Existen, además, otros procedimientos menos invasivos y medidas que pueden ayudar a los pacientes en su recuperación. También hay técnicas menos invalidantes cuando no existe posibilidad de mejoría:

  • Ejercicios de Kegel: fortalecen los músculos que controlan el flujo de orina. Estos ejercicios implican tensar y relajar la musculatura del piso pélvico.
  • Catéteres para recolectar la orina: consiste en una cubierta de goma llamada “catéter condón” que se coloca sobre el pene para recoger la orina en una bolsa.
  • Auto cateterización: el paciente introduce un catéter o tubo delgado en su uretra hasta la vejiga para lograr su vaciamiento y esto se debe realizar durante intervalos periódicos. Este mecanismo es seguro y generalmente no causa dolor, solo requiere un proceso de aprendizaje con profesionales entrenados.  

¿Cuál sería la solución más efectiva? “Debemos ajustar las expectativas del paciente con el diagnóstico adecuado y el rendimiento del tratamiento indicado. No debemos crear falsas expectativas en las personas con soluciones mágicas, rápidas y que impliquen poco esfuerzo. Las opciones de tratamiento están vinculadas con un diagnóstico adecuado y oportuno. En caso de que el tratamiento sea quirúrgico, este tendrá sus riesgos, pero también  muchos beneficios”, aclara el médico.

El paciente debe tener muy incorporado que se necesita de su compromiso para mejorar y cambiar  algunos casos hábitos de vida con el objetivo de reducir los síntomas molestos de la enfermedad. “También es necesario contar con su disciplina en el caso de tratamientos que incluyan, por ejemplo, ejercicios pélvicos o la auto cateterización”, concluye el Dr. Candia.

Médico: Dr. Walter Candia Godoy
Especialidad: Urología

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*Todos los campos son obligatorios.

Prontamente recibirás información de nuestra clínica “ debe aparecer cuando la persona envía sus datos.¡Gracias!