4 razones para visitar a un médico familiar infantil

Publicado el 7 de Abril, 2021
Medicina familiar infantil-Clínica Vespucio

Esta rama de la medicina se dedica a la prevención y tratamiento de enfermedades de recién nacidos, niños y adolescentes hasta los 18 años de edad. En Chile, estos especialistas son conocidos como médicos de cabecera.

El médico familiar es un profesional de la salud que se forma para atender a todas las personas durante su ciclo vital. Además de incentivar la prevención y realizar tratamiento de patologías ambulatorias, se dedica al control y seguimiento de enfermedades crónicas y derivación a especialistas, en caso de ser necesario.

“En particular, la medicina familiar infantil se encarga de brindar atención integral, con una mirada preventiva, de promoción del cuidado a lo largo de la vida del paciente pediátrico y adolescente”, señala la Dra. Claudia López, médico familiar infantil de Clínica Vespucio.

A excepción de las urgencias de salud, no hay motivos para acudir a otro profesional sin antes pasar por un médico familiar. Acá te damos 4 razones por las que deberías visitar a uno de ellos con tus hijos:

1. Los médicos familiares siguen el ciclo de vida

Estos profesionales de la salud se han formado para entender el crecimiento de recién nacidos, niños y adolescentes.

Además de realizar controles preventivos y consultas relacionadas con patologías o enfermedades agudas o crónicas, los médicos familiares infantiles se encargan de promover una mejor calidad de salud en este grupo etario y su familia.

“Lo ideal es realizar labores preventivas desde la primera infancia, promoviendo, por ejemplo, la lactancia materna, la administración de las vacunas, el desarrollo psicomotor, entre otros”, puntualiza la especialista.

2. Conocen el historial familiar y personal

Cuando los médicos tratan al paciente durante años, llegan a conocer su historia clínica en profundidad. Esto les ayuda a hacer diagnósticos precisos y a monitorear los cambios de salud a través de los años. 

De esta forma, pueden hacer seguimiento al paciente y están al tanto de los aspectos sociales, culturales y ambientales en los que se desarrolla el núcleo familiar, con el propósito de manejar eficazmente los procesos de prevención, pesquisa y terapia de patologías ambulatorias.

3. Los médicos de familia tratan más de lo que piensas

Al recibir formación integral sobre el ser humano y su entorno, estos profesionales son capaces de diagnosticar, tratar y controlar diversas patologías, tanto agudas como crónicas, con una mirada biopsicosocial.

En el caso de niños y adolescentes, los médicos familiares infantiles están entrenados para atender enfermedades cardíacas, nutricionales, respiratorias, autismo, diabetes e, incluso, derivar a atención psicológica de ser necesario. Además, ellos son la puerta de entrada a otros especialistas cuando se requiere.

4. Cuando necesites un especialista, te ayudará a encontrar el adecuado 

Como parte del equipo de salud, el médico familiar sabrá cuando es necesaria la derivación a otra especialidad médica, con el fin de abordar el diagnóstico o tratamiento de ciertas patologías de forma más rápida e integral.

Médico: Dra. Claudia López Allendes
Especialidad: Medicina Familiar Infantil

¡Estemos en contacto!

Si quieres recibir nuestro newsletter mensual, información de campañas o contenido importante para tu atención, déjanos tus datos aquí.

*Todos los campos son obligatorios.

Prontamente recibirás información de nuestra clínica “ debe aparecer cuando la persona envía sus datos.¡Gracias!