Clinica Vespucio

01/09/2014
Volver al inicioVolver al inicio Contáctenos Mapa del sitio FAQ

Calcio y fósforo, indispensables para prevenir la osteoporosis

Fecha: 15-02-2011

Este mes se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra la Osteoporosis.

Se trata de una de las enfermedades óseas más comunes y consiste en el adelgazamiento del tejido óseo y la pérdida de la densidad en los huesos.

Entre sus causas principales están la disminución de los niveles de estrógenos en las mujeres en el momento de la menopausia y la disminución de la testosterona en los hombres. Por esto, las mujeres mayores de 50 años y los hombres mayores de 70 tienen un riesgo más alto de sufrir osteoporosis.

El calcio y el fósforo son esenciales para la formación normal de los huesos. Durante la juventud, el cuerpo utiliza estos minerales para producirlos y a medida que uno envejece, calcio y fósforo pueden ser reabsorbidos en el organismo desde los huesos, haciendo que el tejido óseo sea más débil.

Alimentos ricos en calcio son: leche y sus derivados, hortalizas de hoja verde, salmón y sardinas (con los huesos).

En las primeras etapas, la enfermedad no presenta síntomas, por eso es común que las personas se enteren de ella después de sufrir una fractura, es decir, cuando ya está en una etapa avanzada.

En este momento, además, se empiezan a apreciar síntomas tales como: dolor o sensibilidad ósea, pérdida de estatura, lumbago y dolor de cuello, debido a fracturas de los huesos de la columna y postura encorvada o “cifosis”.

Las complicaciones pueden ser: aplastamiento vertebral, invalidez causada por huesos debilitados severamente, fracturas de cadera y de muñeca y pérdida de la capacidad para caminar debido a fracturas de cadera.

Para prevenir es muy importante tener una dieta balanceada, que con lleve una dosis adecuada de calcio y vitamina D (necesaria para la absorción del calcio). Además, es aconsejable hacer ejercicio en forma regular, no fumar y evitar el consumo excesivo de alcohol.

Con la colaboración del Dr. Alex Vargas B., Reumatólogo - Clínica Vespucio