Enfermedad de Parkinson: Diagnóstico oportuno y control periódico son claves

Publicado el 7 de Abril, 2017

En el marco del día mundial de esta patología neurodegenerativa, conoce cómo se desencadena y las novedades en tratamientos.

La enfermedad de Parkinson consiste en un desorden crónico y neurodegenerativo de una de las partes del cerebro que controla el sistema motor y se manifiesta con una pérdida progresiva de la capacidad de coordinar los movimientos. La Dra. Evelyn Benavides, neuróloga de Clínica Vespucio, explica que “esta patología es idiopática, es decir, no existe una causa definida de su aparición”; no obstante existen algunos factores de riesgo que puede influir en su desarrollo, como la edad, componentes ambientales y carga genética.

Señales de alerta
La primera etapa de este mal, suele estar acompañada de dolores en las articulaciones, dificultades para realizar movimientos, alteraciones del ánimo y sueño, y disminución del braceo en la marcha, los que pueden perdurar mucho tiempo antes de manifestarse los signos clásicos que confirman la enfermedad. La Dra. Benavides sostiene que “en muchos casos, los síntomas motores comienzan en un solo lado del cuerpo y con el tiempo se vuelven bilaterales”.

El diagnóstico es clínico y se efectúa a partir de los síntomas del paciente, por esta razón, es esencial tener en cuenta los cambios anteriormente descritos y acudir a un especialista a la brevedad para controlar el avance de la enfermedad.

En nuestro país, alrededor de 50 mil personas lo presentan y su probabilidad se eleva cuando el paciente aumenta en edad. De acuerdo a las últimas cifras, se estima que afecta aproximadamente al 1% de la población sobre los 65 años y al 0,4% de los mayores de 40.

Tratamientos
Por un lado, existen los tratamientos farmacológicos que se indican de acuerdo a la edad del paciente y a la etapa de la enfermedad. La profesional explica que, como complemento, “la persona también puede someterse a terapias de neurorehabilitación las que deben ser recomendadas por el especialista, como ayuda psicológica, kinesiología o fonoaudiología”.

Se encuentran también tratamientos más avanzados que ayudan a reducir la velocidad de progresión de la enfermedad, controlar síntomas y los efectos secundarios derivados de los fármacos. Se trata del implante DBS (Estimulación Cerebral Profunda); un método que utiliza un dispositivo llamado neuroestimulador para transmitir señales eléctricas a las áreas del cerebro que controlan el movimiento.

Consejos
La doctora Evelyn Benavides, de Clínica Vespucio, entrega las siguientes recomendaciones:
• Procure llevar una alimentación saludable basada en frutas, verduras, cereales integrales y baja en grasas y azúcares.
• Respete sus horarios de sueño e intente dormir al menos 7 horas diarias, sin interrupción.
• Los medicamentos en conjunto con el ejercicio, son una excelente combinación, mejoran la calidad de vida gracias a que disminuye la tensión y la rigidez. Dedique 30 minutos del día para realizar deporte de bajo impacto.
• El Parkinson puede asociarse a depresión, apatía, ansiedad y trastornos del control de los impulsos, por lo que es fundamental buscar apoyo psicológico y psiquiátrico.

No todos los pacientes que presentan temblor tienen enfermedad de Parkinson, por lo tanto, es fundamental el diagnóstico de un especialista y así, descartar otras enfermedades que causan síntomas similares, que tienen otros tratamientos y pronósticos.

Médico: Dra. Evelyn Benavides Simón
Especialidad: Neurología