Claves para ¨pasar Agosto¨: Consejos para mantenerse saludable en la tercera edad este invierno

Publicado el 9 de Febrero, 2016

El origen del término “pasar agosto” se relaciona con que éste es el último mes del invierno y el más intenso en cuanto a lluvias y frío, lo que afecta directamente a las personas de edad, pues se les hace más difícil no enfermarse.

Según el geriatra de Clínica Vespucio, Dr. Roberto Concha, los adultos mayores deben mantener hábitos saludables de vida, cuidando cinco ejes principales: la alimentación, el cumplimiento de los controles de atención médica, la realización de ejercicio, el cuidado de las horas de sueño y evitar el tabaco y el alcohol.

“En cuanto a la alimentación, deben tratar de disminuir los alimentos muy condimentados, evitando el consumo de ají, comino y pimienta. Además, es importante reducir la ingesta de sal, azúcar y frituras, dado que estos alimentos hacen trabajar más a los órganos del cuerpo”, asegura el especialista.

La actividad física, por su parte, está relacionada con mejorar el equilibrio y la flexibilidad, generando grandes beneficios. En la tercera edad, el ejercicio no tiene que ver tanto con esfuerzo físico sino que con lograr mayor coordinación. En este sentido, lo más recomendable es practicar algún deporte parecido al yoga.

“Realizar rutinas que no provoquen un gran desgaste, como por ejemplo caminar tres veces a la semana, siempre considerando sus propias capacidades, y hacer elongaciones, son una buena alternativa para la salud de los huesos y el corazón” indica el Dr. Concha.

 

Atención con las recomendaciones

El adulto mayor debe permanecer inserto en la sociedad y cumplir con ciertas responsabilidades para mantener un buen estado de salud. Por ejemplo, asistir a un club de adultos mayores o tener una actividad diaria como ir a buscar al nieto al jardín infantil.

Si el paciente presenta tos, fiebre o cambios bruscos en el estado de ánimo, se debe consultar a un especialista.

Se debe poner especial cuidado cuando los adultos mayores presentan cambios de conducta que antes no tenían como insomnio, falta de apetito, desgano o irritabilidad.

Es muy relevante que se levanten a diario para evitar que se postren en cama. Además, esto incentiva a que mantengan su autonomía e independencia.

Los adultos mayores duermen entre 5 y 7 horas diarias. Es importante respetar las horas de sueño dado que la falta de éste los debilita y, en algunos casos, les cambia el carácter.

Los controles médicos en un paciente sano son cada seis meses. Una vez por año deben realizarse exámenes metabólicos como el de colesterol, glicemia y tiroides, entre otros.

En cuanto a las vacunas, todos los años deben protegerse contra la influenza, y cada cinco años deben vacunarse con la vacuna antineumocócica.

Médico: Dr. Roberto Concha Sandoval
Especialidad: Geriatría